domingo, 28 de mayo de 2017

¿Qué ‘Tuca’ veremos?



Ricardo Ferretti volverá a la Ciudad de su primera gran alegría como director técnico, pero también en la que vivió una enorme decepción.

"El Tuca" conquistó su primer título como timonel con el Guadalajara en el Verano 1997, luego de 10 años de espera, y cuando parecía que no iba a pasar tanto tiempo para otro campeonato rojiblanco, perdió la Final del Invierno 1998.

El técnico de Tigres vivió la gloria y el infierno en tierras tapatías, porque esa caída fue una gran sorpresa, ya que esas Chivas eran un trabuco, casi tan poderoso como el que dirige hoy.

La base del equipo que apabulló al Toros Neza con un 7-2 global, se mantenía en el equipo, pues estaban Martín Zúñiga, Claudio Suárez, Joel Sánchez, Alberto Coyote, Ramón Ramírez, Manuel Martínez y Paulo César Chávez.

A ellos se les unieron los refuerzos Jesús Arellano, Luis García y Ricardo Peláez, para armar a unas verdaderas Súper Chivas que llegaron a la Final tras eliminar a Morelia con global de 5-2 en Cuartos de Final y a los Pumas en Semifinales por 2-1.

El duelo por el título fue ante un Necaxa que ya estaba muy lejos de ser el poderoso equipo que fue bicampeón en las temporadas 1994-95 y 1995-96.

En esos Rayos ya no estaban Ivo Bassay, Ricardo Peláez y Alberto García Aspe, permanecían los veteranos Eduardo Vilches, Alex Aguinaga y Sergio Zárate.

El duelo de ida en el Estadio Azteca finalizó sin goles, con expulsión de Vilches, líder de la zaga necaxista, por lo que la mesa estaba servida para el título tapatío ante un repleto Estadio Jalisco.

Era la época en la que una portería del Jalisco estaba bajo la sombra y así de oscuro fue el primer tiempo para el Rebaño, porque ahí Alberto Coyote falló un penal, Claudio Suárez y Manuel Martínez remataron al poste y Luis García cabeceó desviado estando sin marca en el área chica frente al portero Adolfo Ríos.

La defensa del Necaxa, integrada por José Manuel Higareda, Sergio Almaguer, José Luis Montes de Oca, Salvador Cabrera y un Markus López improvisado como central, no sentía lo duro sino lo tupido.

Y fue uno de ellos el que se fue al ataque en el segundo tiempo luego sacudiéndose un poco el cerrojo ordenado por Raúl Arias y un disparo de Cabrera que no llevaba nada se le escapó al "Pulpo" Zúñiga para el 1-0 al 54'.

Fue como un rayo que cayó directo al corazón del Rebaño, porque ya no se levantó y el tormento se consumó con el veterano Carlos Hermosillo quitándose a tres chivas en el área para ceder a Sergio Vázquez, quien consumó el "Jaliscazo" al 87'.

Después de eso, "Tuca" perdió tres Finales más y ha ganado cuatro, pero en esa del 98 era en la que más favorito era su equipo, quizá tanto como en la de hoy.
Anuncios