martes, 30 de mayo de 2017

Van cuatro intentos fallidos



A estos Tigres de época sólo les falta dar ese último paso de campeón que tienen los equipos grandes.

La derrota de ayer ante el Guadalajara se suma a una lista de varios episodios en donde los Tigres no terminan por dar el estirón en los momentos importantes.

Y es que más allá de llegar a una Final como ha sido una constante en los últimos años, el equipo felino ha perdido títulos que habrían significado una plataforma que hubiera puesto al equipo en la élite del futbol mexicano.

Así pasó en el 2015 ante River Plate en la Copa Libertadores, cuando los Tigres arrasaron en Fase de Grupos y sorprendieron a Sudamérica en fase final hasta que se encontraron con los Millonarios en la Final.

Aquella vez, Tigres, si bien fue condicionado por un arbitraje localista en el Monumental de Buenos Aires, dejó escapar la posibilidad de convertirse en el primer equipo en ganar el complicado torneo continental y se quedó con el subcampeonato igualando lo que habían hecho Cruz Azul en el 2001 y Chivas en el 2010.

Lo mismo ocurrió en la Final de la Concachampions del 2016, cuando el equipo buscaba su primera participación en un Mundial de Clubes, pero la perdieron ante el América, que les ganó la ida en el Estadio Universitario y la vuelta en el Estadio Azteca.

El pasado mes de abril, los Tigres tuvieron su revancha en la Conca, ahora contra el Pachuca, pero nuevamente el destino les jugó en contra.

En la ida, los Tigres no lograron sacar ventaja y todo se decidió en el Estadio Hidalgo, en donde los Tuzos ganaron por la mínima diferencia frustrando por tercera vez la posibilidad de los felinos por lograr su primera copa internacional, además de volver a fallar en su intento por llegar al Mundial de Clubes.

Y finalmente, el subcampeonato ante las Chivas le quitó a los Tigres la posibilidad de convertirse en el primer bicampeón de Liga del futbol regio y de ser el tercer equipo mexicano en lograrlo en la historia de los torneos cortos como lo hicieron los Pumas de Hugo Sánchez y el León de Gustavo Matosas.

En estructura de directiva, cuerpo técnico, jugadores y gran apoyo de afición, los Tigres tienen todo para ser históricos, pero algo les falta para dar ese salto de grandeza y deberán seguir intentando hasta lograrlo.
Anuncios