domingo, 11 de junio de 2017

Columna San Cadilla Mural | 11-06-2017



Amantes de la tinta

No es una decisión sencilla, a muchos les cuesta decidirse por el primero, después no paran de hacerlo, menos hoy en día que tatuarse parece ser parte de la moda de los futbolistas, pero ¿y si el entrenador es quien quiere hacerse un tatuaje?

En su época como futbolistas, distintos ahora entrenadores entraron en la moda de los tatuajes, aunque a diferencia de los que se aplican los jugadores, eran más discretos. Tal vez esos recuerdos en su piel pudieron pasar desapercibidos, pero cuando un entrenador en activo decide ponerse una marca de este tipo en su cuerpo, ha dado mucho de qué hablar.

EL ESCUDO DE CHIVAS

"Mañana mismo me tatúo el escudo de Chivas", sentenció Matías Almeyda en medio de la euforia que le había producido darle la estrella 12 al Guadalajara, una promesa que cumplió a medias, pero al final del día cumplió.

El pastor del Rebaño prometió tatuarse el escudo de su primer club en México, pero un par de días después de la promesa, tal vez en un acto de conciencia, optó por tatuarse en su brazo izquierdo el trofeo de la Liga MX acompañado de 12 estrellas, un logro que quedó en la historia ya para el Guadalajara y para el técnico, mismo que recordará cada vez que volteé a ver su extremidad, aunque eso sí, el escudo del equipo más popular de México tendrá que esperar para impregnarse en la piel del pastor.

UNO DISCRETO

La moda por el gusto de marcarse el cuerpo ha alcanzo no solamente a los entrenadores de la nueva era, esos que apenas dejaron de ser jugadores y tienen poco tiempo como técnicos, pues incluso ha contagiado a personajes que difícilmente podríamos imaginar portando un tatuaje.

"The special one", mejor conocido como José Mourinho, se unió a la moda de los tatuajes a sus 50 años de edad.

El entrenador del Manchester United, en su segunda etapa como DT del Chelsea decidió hacerse un tatuaje con los nombres de sus seres más queridos.

"Tami, Tita, Zuca", su esposa y sus dos hijos quedaron grabados en la muñeca izquierda del entrenador portugués, que con sus elegantes trajes y sus camisas de manga larga, este tatuaje pocas veces se puede apreciar.

COMO 'ROCKSTAR'

El técnico el momento en Argentina es sin duda Jorge Sampaoli, el ex técnico de Chile y del Sevilla que hora dirige a la albiceleste llevó a otro nivel los tatuajes, tanto que podría ser la envidia de futbolistas como Zlatan Ibrahimovic o el mismo David Beckham en su momento, ambos futbolistas adictos a la tinta.

Sampaoli vivió su crisis de los "40" a los 50, combinando su pasión por el rock y así de pronto comenzó a ponerle tinta a sus brazos hasta que los cubrió casi por completo.

"Oktubre", nombre del disco de Los Redondos, cubre todo su antebrazo derecho en color rojo y negro, mientras que en el izquierdo está tatuado también los logotipos de otras dos bandas de rock argentinas, Don Osvaldo y Callejeros, su amigo Patricio Fontanet es el líder de dichos conjuntos musicales y el DT decidió rendirle un homenaje pintando sus brazos.

También, en el espacio que le quedó libre tiene una frase del "Che" Guevara : "No se vive celebrando victorias, si no superando derrotas".

Así como en el mundo del futbol los jugadores se fueron adaptando a ser más atléticos, fuertes, veloces, también lo hicieron a la moda, hasta que llegaron los tatuajes, y poco a poco, los directores técnicos no quisieron quedarse atrás en la moda de rayarse el cuerpo.

Mail: san.cadilla@mural.com 
Anuncios