viernes, 2 de junio de 2017

Columna San Cadilla Norte | 02-06-2017



Apenado

Hoy es el día 5 del #SíEraPenal y ayer fue el tercer día en que alguien me preguntó sobre si era cierta la noticia que difundió una página de Facebook sobre que la FIFA abrirá una investigación al detectar que hubo corrupción en la Final entre Tigres y Chivas.

Por Dios, aprendan a detectar información falsa, es más, no crean nada del Face, úsenlo nada más para subir fotos de sus niños, de sus perros, de su comida, para decir "Boda mode on" y esas cosas, pero no para leer noticias que no sean de un sitio oficial de un medio de comunicación reconocido.

Ese sitio que sacó esa info de la investigación de la FIFA tiene menos credibilidad que las Reporteras del Sur, con eso les digo todo. Y eso que las reporteras de ahí confunden con balacera cualquier evento en el que estén reunidas más de dos patrullas de Fuerza Civil.

Pero bueno, a lo que iba. El #SíEraPenal.

Para los que siguen de luto futbolístico por lo sucedido en el minuto 92:43 en el Estadio Chivas les tengo una información que no sé cómo vayan a tomar.

Ayer hablé con mi Judas Federativo para checar de cuánto fue la multa que le aplicaron a Tigres por el numerito que hicieron Javier Aquino y Eduardo Vargas por jalonearse la medalla de subcampeón con Enrique Bonilla o porque Nahuel Guzmán y André-Pierre Gignac no subieron al templete, pero no me quiso decir nada de la multa, porque no sabía.

Pero sin querer queriendo me pasó una info mucho más interesante.

Resulta que el domingo por la noche Luis Enrique Santander no estaba de humor ni de salir a cenar ni nada, ya que pensaba que había hecho una buena labor en la Final, pero cuando entró al vestidor todo cambió.

Cuando pitó el final del partido, él estaba seguro de lo que había marcado cuando cayó Ismael Sosa dentro del área, un fuera de lugar de Damián Álvarez, pero al ver la repetición se dio cuenta de la falta previa de Jair Pereira y que lo correcto era señalar pena máxima.

"La regué ca..., era penal para Tigres", le admitió agüitado Santander a mi Judas, quien le dijo: "La regaste, pero qué puedes hacer, no lo viste el penal".

"Si hubiera ayuda de video sí lo hubiera visto y lo marcaba", le contestó Santander a mi Judas.

Le pregunté que por qué en México no hay video para corregir jugadas y la respuesta fue contundente:

"¡Te imaginas lo que hubiera sucedido en el estadio de Chivas si existiera la repetición y la corrigen!"

"No dudo que hubiera encolerados que se bajarían al terreno. Hubiera sido un escándalo. Sí era penal, pero eso ya es historia", me dijo.

Sin llorar

Circuló ayer todavía en Twitter el monito llorando con la leyenda Día 4, #SíEraPenal, pero pues raza felina o de cualquier club, se tienen qué acostumbrar, dejen de llorar, porque errores hay y habrá en partidos importantes como una Final, los cuales cambiarán el resultado, a veces a favor y a veces en contra.

El domingo fue en contra y costó que no se marcara un penal para Tigres que pudo ser el 2-2 que pudo cambiar la historia de la Final, pero no lo sabremos.

Ahora lloran los aficionados de Tigres, pero hace seis meses los que lloraron fueron los del América por la INJUSTA expulsión de Paolo Goltz que le afectó muchísimo al equipo de La Volpe porque el gol de Jesús Dueñas llegó en la zona donde debió estar Goltz.

Y también en esa Liguilla se quejaron los de León por el gol en fuera de lugar de André-Pierre Gignac y nadie de Tigres dijo nada.

Fueron campeones en parte por decisiones, y ahora les quitaron la posibilidad de serlo por una pésima decisión.

Lo mismo pasó en una Liguilla antes, hace un año, cuando Pandilla llegó hasta la Final con varios errores arbitrales que les beneficiaron: la mano de Efraín Juárez en la ida de la Final en Pachuca, el hombro del "Rifle" Andrade que se convirtió en mano en la Semifinal contra América y la mano que le salió en la cara a Guido Pizarro en Cuartos ante Tigres.

Ya les tocará que los afecten en un partido de Liguilla y ni modo que se quejen.

Refugio Anti Anti

Ayer aproveché la columna para exponer mi manifiesto sobre la actualidad del futbol en Nuevo León, con el virus del Anti penetrado en miles sin remedio.

Algunos, la mayoría, la tomaron con agrado y estuvieron de acuerdo conmigo, en que el mayor temor de un aficionado cuando su equipo juega un partido importante no es la derrota, sino las burlas que tendrá que soportar.

Pues bien, para los que sí le entendieron, pero que como yo saben que el Anti seguirá y crecerá, les recomiendo algo para próximos partidos en los que busquen un refugio.

Si no están dispuestos a que les tupan de memes, existe un lugar en el que pueden seguir viendo cosas de su equipo, pero sin rivalidades enfermas.

El lugar está en Facebook, es la página llamada Futbol Regiomontano Antiguo. Ahí se publican valiosos recuerdos de Tigres y Rayados, y hasta de los Jabatos.

La principal regla, además de que tienen que ser fotos y videos del 2005 para atrás, es que nadie puede criticar en base a los colores ni demeritar porque es algo del equipo rival.

Es la única, pero valiosa limitante que los que están ahí aceptan. Ah, y sobre todo, nadie se queja con los administradores con su "eh, apruebas más publicaciones de Rayados que de Tigres", como sí sucede en Twitter si le pongo una "o" de más o de menos a "¡goool!" cuando su equipo anota.

Así, lo mismo se disfruta un cañonazo de Pepe Nieves en video, que uno en foto de Tomás Boy al Curtidores. Y generalmente el material expuesto tiene que ver con la actualidad, como los boletos de Tigres en la Primera A ayer que se cumplieron 20 años del ascenso o las fotos del Uni por su 50 aniversario.

Ayer, por ejemplo, fue un día triste, pues se le dio el pésame a Everardo Rodríguez Plata por el fallecimiento de su hijo Lalo. QEPD.

Everardo, vaya de aquí, del corazón de Sanca, mi más sentido pésame.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios