lunes, 12 de junio de 2017

Columna San Cadilla Norte | 12-06-2017



¡Uno muy bueno!

Varios temas a tratar hoy. Información y algo que se viene en el futbol regiomontano.

Primero, les cuento que, de manera fuerte y seria, la directiva de La Pandilla del Cerro de La Silla está haciendo su esfuerzo por contratar una figura para el cuadro regiomontano.

La semana pasada, y la anterior y la anterior (ya tiene rato), fueron duras las críticas para los Rayados. Les ha llovido por un cúmulo de decisiones cuestionables, sobre todo a nivel directivo.

Su afición está molesta por todas ellas, pero les cuento que se viene un refuerzo importante.

Bueno, quiero puntualizar y aclarar: lo están buscando y cerrando con ahínco, con esmero y trabajo, pero si no lo logran no vayan a decir que yo conté mentiras.

Es verdad que están cada vez más cerca de darle -al fiiin- una alegría a su gente, pero todavía falta que lo concreten.

PD: Informados están.

El tema

Hace unas semanas se jugó el Clásico de Cuartos de Final y hubo violencia.

Tiempito después la Comisión Disciplinaria vetó un partido al BBVA.

Luego, hace días, la Comisión de Apelación les quitó, de manera extraña y muuuy criticada, el veto que ya le habían impuesto.

Como el tema no se había muerto, decidió, la directiva Rayada, poner sus reglas para su estadio y vetó las camisas de los rivales en partidos "de alto riesgo". Así lo denominaron, pero aterrizado a la realidad, es sólo contra Tigres.

Su decisión tercermundista y que denota que en el fondo creen que el problema son los aficionados que van y no ellos por no tener un buen operativo de seguridad, no agradó a la directiva de Tigres y respondió: "Decisión ridícula. Los Rayados sí son bienvenidos en el Uni aunque traigan camisa. Allá sí hay seguridad". Palabras más, palabras menos de Miguel Garza.

Muy bien Tigres en pensar así, de dejar pasar a todo Rayado que vaya al Uni. Hasta ahí bien, pero...

Sí, hay un "pero", un "problema" que parece que se puede tomar como provocación o reto de que "ustedes no" y "nosotros sí".

Nada positivo está sucediendo en el caso de ambos equipos en este tema. Uno prohíbe que vayan con las camisas de Tigres y el otro dice que sí son bienvenidos (eso sí se aplaude), pero no era el momento de hacerlo. Para qué le echas más gasolina al fuego.

Basta de enfrentamientos. Basta de que el Clásico y la rivalidad sigan subiendo de tono. Sé que a los fanáticos les gusta esto, que haya fricción, fregazos, que se caliente, pues sus mentes enfermas no les dan para más. ¿Pero ya se dieron cuenta a dónde va todo esto?

Se enfrentan los aficionados, se pelean, rompen amistades y se agarran a golpes.

Se pelean jugadores en declaraciones (algunos), se patean en el campo, se desean derrotas (algunos).

Ahora ha llegado a pésimas decisiones tomadas en Guadalupe y declaraciones que no le hacen bien en San Nicolás.

Síganle...

Lo que viene

No tengo ninguna duda: alguien tiene que poner orden en este tema.

Aficionados, jugadores, cuerpos técnicos y directivos están pasando ya a un nivel de enfrentamiento que no había antes.

Insisto, sé que a los fanáticos les encanta eso y criticarán mi tema, pero si se quiere erradicar esa enfermedad de ellos, de los inadaptados de tribuna y Twitter, deben empezar desde arriba.

¿Cómo les caería que una directiva saliera a declarar en una conferencia que ya basta con todo esto y que habrá una iniciativa para arreglar toda esta enfermedad que cada vez es mayor?

Les cuento que esto estaría pronto a suceder. Según sé, en cualquier momento podría ya planearse esto que les acabo de escribir.

La rivalidad es cada vez más enfermiza. Y si de una parte debe de comenzar, es de los directivos. Ojalá que con las acciones que se tomen pronto para buscar la paz de una vez por todas, se dé marcha atrás a la retrógrada y tercermundista decisión que tomaron en Guadalupe.

Que igual pensaba cuando alguna vez se declaró así en San Nicolás. Que no la ejecutaron, pero sí la pensaron.

Prohibir la entrada a las camiseta visitantes es un: "¡Como no tengo la capacidad de arreglar el problema, como no sé cómo hacerle, me voy por la fácil y no te dejo entrar vestido de tu equipo!".

Decisión estilo Boca-River, un futbol enfermo y de quinto mundo.

Por suerte sé que viene una campaña desde mero arriba. Aún estamos a tiempo.

#PonganFinALaEnfermedad.

La Bondojito

Ayer jugó el Tri en el Azteca. Empató 1-1 ante EU y está a una victoria de estar ya en Rusia 2018.

Pero con lo que quiero cerrar no es lo que pasó en la cancha, sino lo que sigue sucediendo en la tribuna.

En pleno Himno Nacional de los Estados Unidos se escuchó una rechifla y abucheo del tamaño del propio Estadio Azteca.

El nivel tan macuarro, naco y bajo que muestra la afición de la CDMX que va al inmueble de la Avenida Tlalpan no lo vemos ni en la Bondojito ni en Tepito y ni en la Doctores. Esta "Colonia Azteca" muestra más corrientadas y bajezas que cualquier sector de bajo nivel socioeconómico de la Capital.

Y ya no digamos los gritos de "¡Puuutooo!" cuando el portero hace su despeje.

"¡El abucheo es por lo que Trump ha hecho y declarado!", escribió alguien en Twitter.

¿Creerán estos refinados aficionados que abucheando al respetable himno americano se están "vengando" de Trump?

PD: Si su nivel es de rechiflas y abucheos al himno de otro país, entonces entiendo que no entiendan lo que trato de decir.

Insisto

Sí, insisto: Rayados anda tras un muy buen jugador. No se desesperen. Están trabajando para ello.

Ojalá lo cierren.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios