domingo, 25 de junio de 2017

Columna San Cadilla Norte | 25-06-2017



CON ADN GUERRERO

Orgullo regio

Si hay un jugador que explotó al máximo sus capacidades ese es Aldo De Nigris.

Criticado por su "falta de técnica", Aldo se va del futbol profesional como el mejor goleador mexicano en la historia de los Rayados y siendo orgullosamente regiomontano.

Que si "Tronquigris", que si "Árbol De Nigris", háganle como quieran, el señor jugó 15 años en Primera División, metió más de 80 goles con el Monterrey y rebasó los 100 en toda su carrera. Eso no se ve seguido ni en esta Ciudad ni en la Liga.

Esta semana un tipo se atrevió a criticar a un jugador en las redes sociales, donde abundan frustrados dedicados a reventar a quien consiguió lo que ellos no pudieron.

Le llamaba "troncos" a un par de futbolistas y la preciosa Valeria Marín, de Fox Sports, que además de hermosa es inteligente, le respondió: "Nunca podré aceptar que le digan 'tronco' a un jugador que destacó entre miles que lo intentaron y no pudieron".

De Nigris se metió en la plática y comentó: "Respuesta perfecta".

Quizá hasta le sirvió de catarsis a Aldo, es lo que él le diría a los que tanto lo criticaron, muchas veces sin fundamento. Sólo por fijarse en los defectos y no en las virtudes y mucho menos en lo que le costó llegar hasta donde lo hizo.

Espero realmente que la mitad de esos críticos hayan llegado hasta lo más alto en su profesión como Aldo.

Un Gavilán de 80 mil dólares

De Nigris siempre quiso ser futbolista. Y conforme se le iban cerrando las puertas, más fuerte tocaba en la siguiente. Hubo quienes le dijeron en el camino mil veces que desistiera, pero también hubo unos cuantos que le tuvieron fe.

Después de mi carnal Toño, que siempre lo impulsó, dos de los primeros que confiaron en él fueron Roberto de la Garza, dueño de los Gavilanes, una franquicia en Tercera División y su entrenador Roberto Gadea. Aldo no les falló. Metió 32 goles en una temporada, la 2000-2001.

Por aquellos años peleaba el título de goleo de la categoría con el rayado Pedro Bautista, que también debutó en Primera División, pero ni cerca estuvo de hacer la carrera de De Nigris. También andaba un delantero de Tigres, Carlos Rodríguez, pero tampoco hizo carrera como Aldo. El que lo superaba era Roberto Valdepeñas, del Santos, pero se fue perdiendo.

Obvio, por aquella época, ya que vieron que hizo 32 goles, en el Monterrey le echaron el ojo, peeero Tigres lo quería y fue por él.

Al señor De la Garza le ofrecieron 80 mil dólares por la carta de Aldo y De Nigris se vistió de amarillo y azul.

Aldo hubiera preferido jugar en Rayados desde aquella época, pero la oferta felina fue mejor. Para cuando el Monterrey "se decidió" era tarde.

Y no lo querían

De Nigris termina su carrera como futbolista en el Monterrey, club en el que parecía estar destinado a no jugar.

Fue aficionado de los Rayados desde chavillo, vio jugar a su hermano Toño con los Rayados cuando era apenas un adolescente. Festejaba sus goles. Peeero ni sus condiciones como centro delantero ni su amor al equipo le llenaron el ojo a los encargados de Fuerzas Básicas de Rayados en su tiempo.

Fue Eliud Contreras, encargado de las inferiores albiazules, el que un buen día le dijo a Aldo con todas sus letras: "¡No sirves para esto!".

Para cualquiera hubiera sido un golpe suficientemente duro como para rendirse. Sí, para cualquiera, pero no para un De Nigris. Ellos pueden ser muchas cosas, pero de rendirse, nunca. Eso sí lo tienen bien marcado en su ADN. (Sí, en su ADN, no por nada es A(ldo) D(e) N(igris).

Ésa no iba a ser la única ocasión que Aldo recibiera el rechazo de los Rayados. Poco después, allá por el 2000, cuando todavía no firmaba con los Tigres y rompía a goles la Tercera División con los Gavilanes, Aldo llegó a hacer una prueba con el Saltillo de "Pep" Treviño, que era filial de Rayados, ¡y no se quedó!

Al Monterrey le entró cierta urgencia cuando vieron que iba a firmar con Tigres, que lo compró a Gavilanes, pero está claro que no se morían por él.

Le llegaría a Aldo la tercera oportunidad de jugar en Rayados. Era diciembre del 2008, el entrenador era Ricardo La Volpe.

De Nigris tenía seis años en la Liga y no despuntaba. Ya había pasado por Tigres, Veracruz, Necaxa. Nomás no se consolidaba.

El "Bigotón" no lo había pedido, aun así lo trajeron y el argentino se la cantó: "Conmigo vas a ser el cuarto delantero". Para él era banca de la banca y punto.

Lo rescatan

La tercera no fue la vencida para Aldo, pero días después de que La Volpe había sentenciado a De Nigris, todo dio un giro.

Corrieron a La Volpe, llegó Víctor Manuel Vucetich de carambola y el resto es historia. Esa hasta los "millennials" creo que se la saben.

Lo que no muchos saben seguramente es que De Nigris necesitó ayuda profesional en un momento crucial de su carrera para mantenerse fuerte en mente y espíritu. Para no claudicar se apoyó en un terapeuta, recomendado por un tío suyo.

De Nigris recurrió al psicólogo y especialista en el deporte de alto rendimiento, Jorge Valverde, amigo de su tío Eduardo Campos, y gracias al programa neurolingüístico se levantó anímicamente para retomar su carrera. La clave estaba en saber manejar la presión del exterior y por las noches, antes de dormir, revivir mentalmente sus mejores momentos como futbolista.

Es más, ese tío suyo tuvo mucho que ver para que, en un principio, Aldo llegara por fin a jugar con los Rayados y cumplir su sueño. Fue él el que habló con el ex presi, Luis Miguel Salvador, para ofrecerlo. La cuarta fue la vencida.

¿Qué le faltó?

Si algo le faltó a De Nigris fue jugar en Europa y asistir a un Mundial.

Hubo una época, cuando su carrera todavía no despuntaba y su hermano Toño jugaba en España, le buscó equipo.

Llegó a haber acercamientos con Las Palmas que jugaba en Segunda División. Años después tuvo la chance de ir al Deportivo La Coruña, pero el Monterrey no aceptó las condiciones.

A Humberto Suazo sí lo cedieron a préstamo en su momento, pero a Aldo no le dieron esa oportunidad.

Le faltó ir al Mundial por una lesión. Sudáfrica 2010 era el suyo. Terminó yendo un chavito de nombre Javier y de apellido Hernández, "Chicharito" le dicen.

Como quiera, el goleador se puede ir en paz.

"Me retiro como lo llegué a soñar, con los colores con los que ganamos mucho más de lo que imaginé", Aldo De Nigris.

En las redes de Sanca

Lo mejor deTwitter

@NeneneTototo
"No me emocionaba tanto de ganarle a los rusos desde...".

@Gallito_Copeton
"Por fin un DT digno del Tri, todos lo jalan para abajo. Así nunca ganaremos el Mundial...".

@maicro68
"Cuántas veces el Tri ha dado partidos de buen futbol y nos faltaba fortuna, hoy la fortuna nos sonríe y seguimos quejándonos".

@UnRayao
"En ESPN, Mario Carrillo opinando como si fuera Guardiola".

@rolaestrada
"Ganó en Canadá, ganó en Honduras, ganó en Estados Unidos, ¡y ahora en Rusia!.. yo también soy #ProOsorio".

@antoniomendieta
"Y a los Antiosorios les arde la doniska porque México a Rusia le partió la mamushka".

@EnavarroMarquez
"Hace 4 años nos quejábamos del 'Chepo' y que no movía las vacas sagradas y ahora revientan a Osorio por rotar".

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios