miércoles, 14 de junio de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 14-06-2017



Las necedades de Memo

Ahora resulta que a pesar de ser el arquero más goleado del futbol español y de que no le fue nada bien con el Granada, con el que hasta descendió, el portero Guillermo Ochoa no sólo es buscado por el Celta de Vigo, dicen por ahí que también lo andan recomendado para otro cuadro del futbol español, aunque éste se encuentra en la Segunda División.

Sé que a lo mejor no es lo que Ochoa esperaría. Por eso, si no logra cerrar nada con el Celta, también le recomiendo que se ponga atento, porque por ahí puede llegar una opción para ir a la MLS, ya que pronto podría arribar algún técnico mexicano por esos lares.

De acuerdo con lo presupuestado por el arquero del Tricolor, su deseo es permanecer en Europa porque es la vida que les quiere dar a sus hijos y a su mujer, pero vale la pena que valore otras oportunidades, porque igual sólo pasan una vez y es tiempo de echar dólares a su bolsillo, y sobre todo para de vigente y en buen nivel de cara a la Copa del Mundo.

Por ahí me contaron que también daría lo que fuera por volver al futbol de Francia, pero este tema lo tendría que estar viendo su representante a la voz de ya, porque los lugares para los porteros escasean y no le vaya a pasar como en estos últimos años, en que agarra puro equipo de los que pelean por el no descenso, pues así nunca va a lograr trascender.

Aventado mata estudioso

Para nadie es un secreto que Juan Carlos Osorio es un clavado de la táctica y la estrategia, que analiza casi con alfileres al rival y que es común que recite casi de forma religiosa cómo juegan sus contrincantes y lo que espera de ellos, cosa que no faltó en la víspera del partido del domingo contra Estados Unidos.

El técnico del Tricolor reveló que esperaba hasta tres cambios en la formación de los estadounidenses y el clásico 4-4-2 que tanto le gusta a Bruce Arena desde su etapa con el Galaxy y ahora que comanda la resurrección del cuadro de Las Barras y las Estrellas.

Peeero con lo que no contaban ni Osorio ni su cuerpo técnico era con que a Arena le importó un bledo la estructura y días antes del encuentro les advirtió a los futbolistas que jugarían con un 5-4-1.

Por supuesto que el técnico del Tri se quedó con la cara de "what?", pero quizá eso no fue lo más sorpresivo, sino que al estadounidense se le ocurrió hacer siete cambios con respecto al partido contra Trinidad y Tobago.

Al ver que Estados Unidos no pensaba atacarlo, Osorio reculó y sustituyó a la media hora de juego al lateral izquierdo Oswaldo Alanís por Jesús Gallardo, de características más ofensivas, pero más allá de sus cambios y de toda la intención de derrumbar el muro que le construyeron en el Estadio Azteca, el Tri saltó a la cancha con desventaja desde el momento en que Arena salió más intrépido en eso de las rotaciones.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios