miércoles, 26 de julio de 2017

Columna San Cadilla Mural | 26-07-2017



Desconfianza

Quien de plano está enmarañado una red de dudas, temores e inseguridades en lo emocional y mental para jugar futbol es el argentino Oscar Ustari, portero del Atlas.

Como recordarán, no viajó a León para jugar en el debut de los Zorros en la Liga, porque se quejaba de una molestia muscular.

Ustari reportó dolores en una pantorrilla, de la que fue atendido el martes y, tras los resultados de una resonancia, le dijeron que no era grave, sino sólo una pequeña contractura, pero que el tratamiento le permitiría llegar al partido sin problema alguno.

El jueves volvió a decir que sentía un piquetito y el radiólogo le recomendó al médico ponerle una muslera para darle confianza, pero que podría jugar.

Peeeeeeero el portero de los Zorros dijo: "No, no me siento capaz y no voy a viajar".

Incluso, para no errarle, pidió que lo revisaran del hombro que se lastimó el torneo pasado, porque tampoco se sentía seguro.

Así que el técnico José Guadalupe Cruz ahora tiene asumido que Ustari, lejos de poder ayudarle en el campo, el cuerpo técnico tendrá que ayudarlo a él con algún coaching, asesor o psicólogo para que le haga perder esa desconfianza que por ahora no lo deja volver a jugar sin temor.

¡Ahí tienen a Imanol Ibarrondo!

Mejor no doy ideas...

Cacahuates

El empate de los recién llegados Lobos BUAP frente al Santos, en su debut en la Liga MX, pasó de noche en la Jornada 1 porque el club no quiso aceptar las condiciones de Televisa y no hubo transmisión.

Por ahora, los Lobos no pasarán sus partidos como locales por lo menos hasta la Jornada 5, mientras buscan un mejor arreglo con la empresa de Emilio Azcárraga.

No es un secreto que el duopolio televisivo, que controla el futbol mexicano y se lo reparte cual pastel, ahorca a los equipos recién ascendidos para que firmen por lo que sea.

La oferta de los televisos ronda los 4 millones de dólares por tres años, así que los de la BUAP decidieron arrancar el torneo sin cámaras, en espera de una propuesta que sonara más decente.

Si se toma en cuenta que los ingresos por televisión significan el 30 por ciento de los ingresos de la mayoría de los clubes, a los Lobos no les alcanzará ni para los chicles.

Ya me imagino qué cara habrán hecho los directivos de los Lobos cuando se enteraron que las Chivas formaron con TDN por alrededor de 30 melones de los verdes por año hasta 2019.

Por eso, Jesús Martínez, dueño del Pachuca, quien en 2012 le vendió los derechos de transmisión de los Tuzos a Fox Sports y abandonó las negociaciones con TV Azteca, levantó la voz y dijo que la oferta era injusta y que apoyaba a los poblanos en su decisión de no firmar con Televisa.

Por cierto, ¿dónde están ESPN y Fox Sports?

Bueno, siempre está la posibilidad de abrir Lobos TV.

El ejemplo

Vaya que fue vergonzosa la escena que le armaron unos aficionados al técnico de la Selección Mexicana, Juan Cambios Osorio, a su regreso al País tras fracasar en la Copa Oro, pero más triste todavía que utilizaran a seis niños para agraviar a una persona.

Un tal Rodrigo Rojas planeó dicho recibimiento desde que el Tricolor quedó fuera en la Semifinal ante Jamaica, así que no tuvo una mejor idea que llevarse a cuatro niñas y dos niños al aeropuerto, darles hoja con leyendas como "#Fuera Osorio" y "#Yo Soy Tri".

Este tipo estaba tan nervioso que iba de un lado a otro de la sala -no se le fuera a escapar Osorio- y puso el grito en el cielo cuando vio que uno de los niños ya no tenía su papel, hasta que vio que otro se lo estaba guardando; entonces le volvió el alma al cuerpo.

En lugar de que los pequeños disfrutaran de una de sus tardes de vacaciones, fueron testigos forzados de los insultos a Osorio y hasta uno que otro de ellos lanzó un poco convincente "¡Fuera Osorio!", lo que habrá generado todavía más orgullo en su padre que un 10 en matemáticas.

Ser un papá así o tener un papá así...

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios