domingo, 9 de julio de 2017

Columna San Cadilla Norte | 09-07-2017



#GRACIASCONDE

Lo despiden en grande

Fueron más de 200 personas reunidas en la Terminal B del Aeropuerto Internacional de Monterrey, pero son miles las que, seguramente, querían estar ahí, pero no pudieron ir a despedir a Guido Pizarro.

El "Conde" (insisto, qué buen apodo le pusieron) se va dejando atrás un legado que se puede resumir en la obtención de dos títulos de Liga, pero decirlo sólo así sería dejar de lado muchas otras cosas que hizo el argentino.

Llegó como un prospecto surgido del Lanús con apenas 23 años de edad y se va como un jugador hecho y derecho, que siendo jugador de Tigres alcanzó su madurez futbolística, gracias a lo que hizo con los felinos llegó a la Selección y hasta a Europa.

Y si hubo dos hombres importantes para convertir a Pizarro en el "jugador del Lanús" "al de Tigres y ahora del Sevilla", fueron Ricardo Ferretti y Miguel Mejía Barón.

Un caso como el de él no son muchos en esta Ciudad, en México o en el mundo. Irte de un club por la puerta grande, ovacionado y por cientos de personas antes de tomar el vuelo, cargado de buenos deseos y dejando las puertas abiertas, no es para cualquiera.

Se va Guido Pizarro, señores, se va una de las piezas claves del mejor Tigres de toda la historia.

Antes lo abucheaban; 'Tuca' no moría por él

El cariño que recibió ayer Guido Pizarro no se lo ganó de la noche a la mañana.

Hay gente de poca memoria, pero Pizarro era muy, muuuy, pero muuuy menospreciado por la misma afición de TI-GUE-RES. Es más, ni siquiera Ricardo lo tenía en bien considerado. Tardó en ganarse su lugar en el equipo y más en ganarse a la gente.

Hoy tooodos alaban la calidad del argentino y está más que justificado, porque su nivel ha sido tan alto que no es exagerado decir que era el mejor contención del País. No por nada hasta fue considerado para jugar en el Tri, porque se naturalizó hace dos años.

Sin embargo, cuando llegó no sólo era desconocido para la gente, para "Tuca" ni siquiera era mejor que Egidio Arévalo, es más, en esa posición hasta Carlos Salcido llevaba mano, pero revirtió la situación.

En su primer año apenas fue titular en 23 partidos de 34 posibles, todavía en la Liguilla del Apertura 2014 no era indiscutible.

De hecho, cada que se abría el mercado, su nombre sieeempre sonaba para regresar a Lanús. Es más, él tampoco veía con malos ojos su regreso, llegó a meditar su salida, peeero hubo una persona clave para que se le quitaran esas telarañas de la cabeza.

El factor MMB

Para que Guido Pizarro destacara como lo hizo en Tigres hubo una persona que influyó más que nadie: Miguel Mejía Barón.

El mentor de Ricardo, el mismo que le vio madera de entrenador hace casi 30 años, cuando estaban en Pumas, y que se convirtió en su asesor en Tigres desde hace tres, fue el que convenció al "Tuca" de que Pizarro debía jugar en lugar de Arévalo.

Interminables charlas tuvieron en las que MMB daba argumentos para que el "Conde" jugara más.

Algunos se acordarán, Pizarro jugaba un tanto más adelantado, casi como lo hacía en Argentina, como un volante ofensivo, tipo lo que hace ahora Jesús Dueñas. En cuanto entró en el lugar del "Cacha", se convirtió en la salida y en el líder del equipo.

Cuando fueron campeones en CU contra los Pumas, Pizarro ya era Pizarro y lo primero que Guido hizo fue ir a abrazar a MMB.

Claramente era una señal de agradecimiento hacia a alguien que no sólo le encontró un lugar en el campo, también le hizo ver, cuando más difíciles estaban las cosas, que el mejor equipo para él era Tigres.

Pizarro debutó en el Lanús, pero se hizo jugador en Tigres, donde hasta de portero jugó. De ese tamaño era su confianza.

Llegó a ser capitán, sus compañeros lo seguían, tiene ese don de liderazgo y dejará un hueco difícil de llenar.

El viaje a Europa se fue postergando. Lo hará a los 27 años, pero pudo ser antes.

Eduardo Berizzo lo quería desde que dirigía al Celta de Vigo, ahora el Sevilla sí le concedió el "caprichito" al "Toto".

A la concha de su madre...

Si algo "manchó" la estancia de Pizarro en Tigres fue aquel episodio que vivió en el estadio Pandi. Ese día que mandó "a la concha de su madre a todos los Rashados" quedará como lo negativo.

Se disculpó a los dos días, pero meses después posó con una playera en la que se leía la polémica frase.

Esos días estuvo mal, muy mal Pizarro, algunos aficionados Tigres, los más enfermos, se lo celebraron.

Ahora, algunos Rayados, también enfermos, se la quieren regresar diciéndole en Twitter que se vaya "a la concha de su madre".

Guido hizo mal, los enfermos de Tigres que lo celebraron hicieron mal, y los Rayados que le quieren pegar al gracioso están mal.

Se va Pizarro, ¿quién viene?

En Argentina juuuran que Gary Medel ya tiene todo arreglado con los Tigres y que los Tigres han avanzado en la negociación con el Inter de Milán. En Chile, juuuran que el "Pitbull" viajará hoy para acá, pero se acaba de casar.

En México, yo les digo, que Medel es opción, sí, pero aún no hay nada para dar por hecho esa contratación. Aclaro, aún no.

En las redes de Sanca

Lo mejor deTwitter

@danielnava
'¿Gargano sacando lo último que le queda?'.

@BebsMunoz
"Jamás me había sentido tan triste ante la partida de un jugador, ni con Lobos".

@danielleos
"Tiembla Tigres que ya despertó la aplanadora (Rayados) y explotaron las bombas disfrazadas de jugadores medianos".

@a_mreyna9
"Confieso que soy de los 'convertidos' a la Iglesia de Guido, no creía cuando llegó a Tigres y terminé por 'hacerme fiel'".

@demigueleon
"@LobosLucas7, calienta para la Copa MX".

@hinchada_felina
"No voy a llorar, no voy a llorar, no voy a... Gracias Guido".

@abelpesa81
"Inche Copa (Oro) piojosa, ni deberían de televisarla, aburre ya la Selección, mejor que empiece la Liga MX, aburre menos".

@RicardoDelCas14 
"A Boca sólo le alcanza para una pierna de Cardona".

@CesarOT23
"Podrá decirse lo que sea de las situaciones de Gargano y Cardona, pero la actitud de uno y otro son muy diferentes".

Mail: sancadilla@elnorte.com 
Anuncios