martes, 25 de julio de 2017

Columna San Cadilla Norte | 25-07-2017



¡Como a Jesús!

"¿Es Juan Carlos Osorio el responsable del fracaso del Tri?", "¿debe Osorio irse ya de la Selección?", "¿qué tanta responsabilidad tiene Osorio en los malos resultados del combinado nacional?".

Ese tema y esas preguntas las hacen los programas nacionales, y yo le agregaría:

"¿Qué tan responsable se es cuando todo el día el tema es acusar y acusar y acusar al colombiano de que es el peor de todos, que es el culpable y que se tiene que largar del Tri?

Las consecuencias no tardaron mucho en llegar, señores.

Anoche, a su arribo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Osorio, en su caminar se topó con aficionados que, influenciados de tanto que se le acusa como si fuera un asesino en serie, le gritaron de todo, como si fuera el peor ratero de este País.

"¡Pendejooo, eres un pendejooo...!", se escuchaba a varios aficionados que le gritaban al DT del Tri, con su típico tono capitalino.

"¡Eres un buuurrooo, cabróóón, chaleee...!", seguía escuchándose mientras el colombiano se subía a la camioneta que lo transportaría a su hotel.

Pero, al caminar por los pasillos del aeropuerto, tal vez fue peor:

Con el típico: "¡Fueeera Osorio, fueeera Osorio, fueeera Osorio...!", recibían al timonel colombiano, para luego rematarlo con el grito de: "¡Vete a hacer tus rotaciones a otro país, cabróóón!", con el mismo tonito cantadito de la Capital.

"¡Pinches rotaciones valen para pura maaadreee, cabróóón...!", fue una de las últimas que le lanzaron antes de salir a la calle a abordar su camioneta.

"¡Vete a tu país, chaleee!", le hacían ver, para finalmente pedir que todos se le montaran: "¡Una porra para Osorioooo!", le gritó uno y en el fondo se escuchó el típico silbido de barrio, el "ta-ta-ta-taaa-ta", que se oye tanto en los estadios.

Es tanta la insistencia de la TV nacional de hacer ver a Osorio como si fuera el Satanás del futbol mexicano, que la gente al verlo es capaz de escupirlo.

Tiene mucha gente tan poca capacidad de formar su propio criterio, que si oye todo lo que se comenta del colombiano, en verdad es hasta capaz de agredirlo.

Créanme, la escena de ayer en el aeropuerto parecía cuando Jesús caminaba y se arrastraba con la cruz en su espalda y los judíos le gritaban y lo maldecían mientras que lo latigaban para que siguiera avanzando.

¿Creen ustedes que ese nivel de gente si ve pasar a Javier Duarte, a Roberto Borge, a Guillermo Padrés, a Tomás Yarrington, o aquí al propio Rodrigo Medina, se indignaría tanto como lo hizo ayer con un entrenador de futbol?

Ésa es nuestra cultura. Lloran, se preocupan, se ponen tristes y se enojan porque el Tri perdió con Jamaica y fue eliminado de la Copa Oro.

¿Sabrá esa gente lo que robó Duarte?, ¿sabrá esa gente el daño que le hizo Yarrington al país?, ¿sabrá ese que le gritaba "Pendejooo" a Osorio que Padrés sí es un delincuente que le pega en su economía familiar y no el colombiano por no clasificar a la Final?

Es más, ese nivel de gente si les hablas de los Moreira (Humberto y Rubén) te van a decir que son muy caros los laboratorios y que prefieren ir a la Clínica 6 que está en San Nicolás, o a una de Tlalnepantla, en el Estado de México.

(No se rían, es en serio, su mundo es el futbol, su ventana es la TV y creen que ésa es la vida. Creen que Osorio es el culpable del fracaso de este País. No les preocupa nada de los ampones de quienes les hablé).

Por Dios, qué van a saber. Una persona que sepa lo que verdaderamente importa al País jamás podría violentarse con, insisto, un entrenador nacional.

¿Que Osorio está fracasando y ha fracasado en los torneos?, sí, claro. Ha fracasado en Copa Oro y en la Confederaciones.

¿Que Osorio tal vez merezca irse?, sí, tal vez. Yo opino que no, pero pues tal vez sí... ¡pero qué más da!

Pero al ver las reacciones de la gente, no queda duda que tenemos los dirigentes, los gobernadores y el Presidente que merecemos.

Y me despido con un post que leí ayer y que, créanme, está como si me lo hubiera enviado el Creador, pero no, lo envió el Lic. Garza.

"No me preocupa que México pierda con Jamaica... ¡me preocupa que preocupe!".

No

Ayer, en Twitter, circularon unas fotos y unos videos de Dorlan Pabon.

En mi cuenta de @SancadillaNorte no los tuiteé, no los exhibí y no comenté nada de ese tema.

Algunos Tigres me dijeron que por qué no, que si fuera de su equipo felino sí lo haría. Cuando pasa al revés me dicen lo mismo. Que si fuera de Rayados lo haría.

Me queda claro que cada quien ve lo que quiere ver. No ven el plano completo, sólo lo de su interés. Esta vez sucedió con un Rayado y no puse ni pondré nada.

La vida privada no va en mi línea, bueno, salvo que ocasionen un escándalo y que afecte en su trabajo, como aquel famoso tema de Danilinho que en el 2011 aquí exhibí una semana entera, o de Joffre Guerrón. Ambos de Tigres.

Lo de ayer nada afecta. Los futbolistas tienen vida privada, y si no le causa problema a su equipo, pues cada quien puede hacer lo que desee.

Claro, si un jugador es constante y en la cancha pasa sin ton ni son, pues ya hay algo qué resaltar.

PD: ¿Hizo Dorlan algo malo?, no.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios