lunes, 3 de julio de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 03-07-2017



No juego, pero cómo cobro...

Hay jugadores que salen de los equipos por decisión propia, hay otros que salen sin ser consultados, y después está Darwin Quintero.

Durante dos etapas de transferencias, América ha hecho hasta lo imposible para vender o prestar a Darwin. El gran problema es que parece que el colombiano prefiere cobrar la quincena completa, aunque no lo tengan considerado para jugar.

Me enteré que se han acercado varios equipos para consultar a las Águilas por Darwin, pero pegan el grito al enterarse cuánto se lleva a la bolsa el "Científico del Gol" mensualmente, diiiicen que por ahí más o menos unos 100 mil dólares (¡un millón 800 mil pesos!).

Y como pocos o nadie están dispuestos a pagarle tremenda cantidad a un jugador que no mete un gol en Liga MX desde agosto de 2016, pues prefieren dejarlo a que contemple sus playeras del América sin quitarles la etiqueta y cobrando como nadie.

Darwin tampoco ha puesto mucho de su parte, porque nada más le tocan el tema y enseguida se remite a su salario actual.

Ya veremos durante el próximo torneo qué tanto usará Miguel Herrera a Darwin, porque si sigue igual, el Ame todavía tendría que pagarle dos años más una lanota por no jugar.

Ídolo de instagram

Aún no disputa un minuto de manera oficial con el Cruz Azul y Edgar Méndez ya tiene enamorada a la afición celeste.

El futbolista español ha mostrado un gusto enorme por las redes sociales, principalmente Instagram, donde ha dado un puntual seguimiento a su llegada al conjunto cementero.

No sólo se ha encargado de subir fotos en las que se ve de vacaciones o en algún aeropuerto previo a su llegada a México este domingo, sino que ha hecho transmisiones en vivo en las que se da tiempo de leer muchos de los comentarios de sus seguidores.

Es en esos "en vivo" que aprovechaba para responder a preguntas sobre su posible llegada a Cruz Azul, que atinaba a responder con un "puede ser", "si todo sale bien", entre otras respuestas que han ilusionado a una afición que tiene muchas tristezas últimamente.

Además, desde hace días era uno más de los miles de seguidores que le daba "me gusta" a cada una de las publicaciones del perfil oficial de La Máquina (que yo no puedo ver porque soy uno de los miles que tiene bloqueados).

Todavía ayer, Méndez no tuvo empacho en subir un loop donde se ve su pasaporte con el boleto del vuelo a México para unirse a los celestes, avisando no sólo de su inminente llegada sino incluso dando la oportunidad a aficionados celestes de lanzarse al Aeropuerto Capitalino para recibirlo.

Ojalá que el club taaaan "abierto" al que llega no me lo obligue a acabar con esa grata actitud en redes sociales o que él mismo se contagie de ese "no se qué" que le da a los celestes cuando las cosas empiecen a andar mal.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios