jueves, 13 de julio de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 13-07-2017



Es culpa de China

Cuando me contaron que Fernando Abad se fue de Pumas y de México tras apenas un año en su cargo como encargado de las fuerzas básicas auriazules, lo más lógico que pude pensar es que se dio por vencido al ver el gran talento que hay en la Cantera universitaria, agarró sus tiliches y cruzó el Atlántico a nado con tal de huir.

Sin embargo, la cosa es que el español recibió una jugosísima oferta para irse a chambear a China y ésa habría sido la principal razón por la que dejó trunco un trabajo que se supone que es piedra angular del proyecto de Rodrigo Ares de Parga y que por una u otra está hoy acéfalo.

Lo único que esto nos hace augurar es que la proyección de chicos al primer equipo pasará por otro bache, en lo que la directiva encuentra a una persona capaz de dedicarse en cuerpo y alma a formar a los hombres que deberán defender mañana la playera de la UNAM y que además sea inmune al canto de las sirenas.

Diiicen que uno de los candidatos es José Luis Arce, actual vicepresidente deportivo del club.

Habrá que ver.

Futbol justo

El DT de Chivas, Matías Almeyda, suele decir que no habla del arbitraje cuando siente que lo tuercen, pero ayer confesó que el penal que Luis Enrique Santander no marcó contra del Rebaño en la Final, sí era falta. El título fue para Chivas y, aunque Tigres se quejó, nada pasó.

Pero, ¿se acuerdan de que El "Pelado" exigió que la Liga repitiera un partido contra Dorados porque Roberto García Orozco anuló un gol de Marco Fabián por fuera de lugar en tiempo de reposición, en noviembre de 2015?

Almeyda decía que si queríamos un futbol justo, ese partido debía jugarse de nuevo, claro, porque las Chivas perdieron.

¿Acaso ya se le olvidó?

La pomada mágica

Menudo ridiculazo hizo ayer el técnico de Pumas, Francisco Palencia quien no la vio venir con el tema de Matías Britos, porque cuando bajó del avión, se encontró con la sorpresa del rumor que luego se confirmó de la partida a Emiratos Árabes Unidos del uruguayo. Lo único que alcanzó a decir fue que se quedó en México para rehabilitarse de un problema con la cervicales.

Cosa curiosa que el "lastimado" entrenó en el Estadio Olímpico con unos ejercicios que no son precisamente suavecitos: salía como de rayo para una carrera corta luego de driblar varios conitos, con una soltura que hasta me da miedo que se vuelva a lastimar su pobre cuello.

Más curioso aún fue ver que Britos subió a Twitter e Instagram videos que "demostraban" claramente la lesión por la que no fue a EU.

Cuando en la noche Matías salió bien sonriente firmando su contrato lo único que se me ocurrió fue que debería recomendarle la pomada mágica que usó a Palencia, porque en unas semanas le va a hacer falta.

Mail: san.cadilla@reforma.com 
Anuncios