jueves, 27 de julio de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 27-07-2017



Viven un infierno

Déjenme les platico que no todo fue miel sobre hojuelas el martes pasado en el partido del Centenario del Toluca.

Si bien la visita del Atlético de Madrid se combinó con toda una ceremonia que incluyó mariachi, pirotecnia y un escenario de lujo como lo es el Estadio Nemesio Diez, hubo algunos detalles que ensuciaron un poco la fiesta.

Fíjense que varios de los asistentes batallaron para ingresar al inmueble escarlata porque las lectoras no escaneaban bien los boletos, pero lo peor fue que el personal que se encontraba ahí no sabía qué hacer, pese a que las entradas eran originales.

Pero el colmo de los colmos fue cuando a un futbolista del primer equipo le impidieron la entrada, pese a que llegó con todo y muletas. El canterano escarlata Alexis Vega, quien lleva rato ya en la plantilla mayor, no pudo arrancar el Apertura 2017 con el equipo tras sufrir un desprendimiento de cartílago y aún se recupera de una limpieza en la rodilla izquierda.

Por eso, como pudo llegó al Nemesio Diez el martes para ser testigo del partido del Centenario, mientras su papá estacionaba el coche.

Sin embargo, en el segundo acceso a Palcos VID, la señorita que estaba en el lugar no me lo dejó pasar pese a que comentó que era futbolista del primer equipo y que los boletos los traía su padre.

Ni siquiera porque más de uno de los seguidores que pasaban por ahí insistían en que era jugador escarlata, Vega conseguía acceder. Fue hasta que llegó una persona del club rojo que consiguió darle acceso, mientras el canterano aguardaba con muletas.

Si un futbolista del Toluca la pasó mal, imagínense los aficionados que llegaron con ganas de participar en la fiesta de su querido club.

'Jimmy' el cerebrito

En el futbol existen pocas coincidencias, y desde luego ganar no es una de ellas.

Ante la ola de entrenadores jóvenes que actualmente invaden la Liga MX, hay uno que está destacando gracias a su obsesión por el estudio.

Este es el caso de Jaime Lozano, entrenador de los Gallos Blancos, que para preparar el partido ante América de la Jornada 1 se encerró a piedra y lodo en una sala del hotel de concentración del equipo con su cuerpo técnico, con el que se dedicó a "desnudar" a su rival del pasado sábado.

Eso no parece la gran cosa, pero sí que el "Jimmy" sólo paró los videos y las anotaciones para ir a cenar, y cuando intentó volver ya le habían cerrado el salón.

Pues ahí tienen a Lozano caminando por el lobby casi a las 22:00 horas buscando quién era el bueno para abrirle la sala y continuara estudiando.

Cuando le devolvieron el acceso al lugar, Jaime fue el primero en entrar y sabrá usted a qué hora se salió.

Hasta ahorita, ser el técnico "matado" tiene a Gallos con tres puntos, para que después no me digan que no existen los entrenadores de tiempo completo.

Mail: san.cadilla@reforma.com 
Anuncios