lunes, 24 de julio de 2017

Más vivos que nunca



Por: Mario Castillejos | 24-07-2017

"Comenzar bien no es poco, pero tampoco es mucho": Sócrates.


Sacar conclusiones definitorias después de un solo partido puede ser peligroso, pero en el caso de Tigres y Rayados quedó claro que la Jornada 1 del Apertura 2017 es una simple extensión del trabajo de años.

Eduardo Sacheri lo definió de mejor forma: "el futbol es como la vida en pequeña escala, con la gran ventaja de que siempre vuelve a empezar".

Señores, ¿estará la Ciudad de Monterrey albergando a los dos mejores equipos de la Liga? Creo que sí. Aunque lo más agradable del asunto es que entre ambos planteles no hay conceptos colectivos en común. Y sin duda que esta verdad es más emocionante que la ficción.

Para describir las marcadas diferencias futbolísticas sólo nos basta desmenuzar el "performance" de sus centrales. Sí, leyó bien, los defensas centrales de cualquier equipo describen a la perfección el estilo o idea que se pretende. Así de simple.

De tal forma, frente al Morelia, José Basanta y Nico Sánchez promediaron 30 pases (28 y 32, respectivamente) con un 75 por ciento de eficiencia, mientras que Juninho y Meza promediaron contra Puebla 76 pases (85 y 67) con 94 por ciento de precisión. ¿Posesión vs. futbol directo? Sí, pero no necesariamente, porque los dos defensas de Tigres lanzaron 22 balones en largo, mientras que los dos de Monterrey intentaron 24.

Con la diferencia que Juninho-Meza acertaron 19 de 22 (86 por ciento) y Basanta-Sánchez 12 de 24 (50 por ciento). ¿Sorpresa vs. predicción? ¿Calidad individual? ¿O ambas? Obvio que, con la incorporación de César Montes la precisión en pases de Rayados mejora.

Siguiendo con las profecías en retrospectiva, el equipo de Mohamed mostró en toda la primera parte la superioridad que sabemos tiene, aunque en el complemento se distorsionó un poco.

Para mejorar está el caso de Pabon y Avilés que fungieron de solistas, tácticamente divorciados, provocando informalidad. Estos dos colombianos, ¿son extremos o enganches? La misma pregunta me hacía con Cardona. Y mientras las bandas en ataque no sean ocupadas por los laterales (Rayados juega sin extremos de oficio) los colombianos, con la imposibilidad de juntarse, difícilmente entrarán en cohesión.

De Tigres sólo puedo decir que, o son muy buenos o Puebla es muy malo o una mezcla de las dos. El sábado nadie extrañó a Pizarro, Sosa, Ayala, Dueñas ni al "Chaka". Además, dicen que faltan dos refuerzos. A éstos no les encuentro falla, sólo si se la creen.

En México hay equipos vivos y otros que apenas respiran. Tigres y Rayados están más vivos que nunca. ¿No cree usted?

Aunque el futbol es un globo lleno de emociones en una cancha llena de alfileres.

PD: Dirigentes regiomontanos: nunca paren, nunca se conformen, hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor excelente.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios