viernes, 18 de agosto de 2017

Columna San Cadilla Mural | 18-08-2017



Un Águila entre Chivas

Al que de plano le ganó el corazón por encima de su afición en el futbol fue al tapatío Sergio Pérez, piloto de la F1 y confeso aficionado del América.

Como ya saben, Checo no sólo presumió hace algunas semanas que se estrenará como papá, sino que además ya hizo público su compromiso matrimonial con su novia, la también tapatía Carola Martínez, jovencita de sangre muuuuy Chiva.

Ojo que no se trata de una aficionada común. Se trata de la nieta de Salvador Martínez Garza, e hija de Salvador Martínez de la Torre, uno de los herederos del emporio de lubricantes que dejó tras su fallecimiento el que fuera presidente del Rebaño en la época de la Promotora.

Don Chava Platas, como le conocían sus amigos, era un enamorado del Guadalajara, afición que logró contagiar a la mayoría de su familia, aunque ahora con Sergio ya entrará un Águila a compartir la mesa.

Y ya que ando en mi faceta de reportero de sociales, y como mi pecho no es bodega, les cuento que la feliz pareja espera a la cigüeña para diciembre, justo después de terminar la temporada de la Fórmula Uno.

Lo que sí es que durante el "summer break" de la F1, las vacaciones de verano para que me entiendan, Checo pasó un par de semanas acompañado de Carola en San Diego, California, por lo que aprovecharon una vuelta a Tijuana para ir a un partido de los Xolos en el Estadio Caliente.

¿A qué equipo creen que le irá la bebe cuando crezca?

Una burla

Los que parece que sí se tragaron el cuento de que mostrar el dedo medio de la mano hacia la tribuna por parte de Paco Jémez no fue un insulto, sino una defensa valiente a la dignidad de las hijas del español, fueron los integrantes de la Comisión Disciplinaria.

Dichos personajes se unieron a la tibieza de la directiva del Cruz Azul para no imponer un castigo deportivo hacia el broncudo estratega hispano y ayer anunciaron que sólo le pegarán en el bolsillo, con una multa de 150 mil pesos. Casi lo que yo traigo de cambio en el bolsillo.

Lo peor no es sólo eso, sino la explicación que dan los brillantes jueces de la Disciplinaria, quienes en el boletín argumentaron que el solo multar al entrenador Mister Limpio fue con base en los antecedentes ya existentes en casos similares. Ah no, bueno.

No olviden que hace dos años Ricardo Ferretti se dio gusto en el Estadio Jalisco en un partido contra la UdeG, pintándole frescas a la gente desde un palco y haciendo cortes de manga mientras con los labios les mentaba su mauser.

Esa vez al "Tuca" tampoco le dieron partidos de castigo, sino una multa de 140 mil 900 pesos.

Es decir, el famoso código de ética de la Liga MX tiene precio.

Así que alguno de ustedes es agremiado a la FMF y trae ganas de mostrar el dedo hacia la tribuna, hacer un corte de manga o lanzar cualquier insulto, sólo le bastará con ahorrarse una quincena para darse el lujo de mostrarlo.

Qué chulada.

Notihachazos

Los que de plano hasta anoche no habían llegado a un arreglo ni con Televisa ni con TV Azteca ni con Ponchivisión fueron los directivos de Lobos BUAP, por lo que el partido de este fin de semana ante el América sólo se podrá escuchar por radio, como hace décadas nuestros abuelos disfrutaban del futbol.

Ni reclamen sobre un intento de LobosTV al vapor, porque me cuentan que no quieren quemarse con algo poco planeado como hace año y medio lo hizo el actual campeón. Así que si son Lobos o Águilas ahí se lo platican por "Guasá".


A Jair Pereira no le gustó que un chamaco Sub 20 le hiciera un túnel durante un ejercicio en el entrenamiento del miércoles y, como reprimenda, le soltó un zape que el chamaco José Manuel Vargas asimiló sin respingar. Consciente de su calentura, ayer el propio Jair dijo en una entrevista vía el Facebook Live de su equipo que le ofreció una disculpa al canterano al recordar que cuando entrena con ellos siempre busca tirar túneles a cualquiera, ya sea novato o consagrado.

Tengan por seguro que el chamaco se la pensará para volvérsela a hacer.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios