lunes, 21 de agosto de 2017

Columna San Cadilla Norte | 21-08-2017



Toda unida

Cada semana Pandi sigue sumando de a tres, lo que lo lleva y lo enfila a un torneo que rayará en la excelencia.

A'i vaaa, a'i vaaa, callando a quienes no creían. Eso es un hecho. Hubo muchas críticas de sus propios aficionados, como nunca, pero a'i vaaa, construyendo una historia que buscará que termine con el título.

Pero así como digo una cosa, digo otra.

Mucha afición Pandi criticó, protestó, no creyó en el proyecto ni en la continuidad de Antonio Mohamed, y no es para culparla.

O sea, yo sí creí que este torneo sería mejor que cualquier otro y así lo escribí antes de la Fecha 1, pero quien tenía sus dudas no debe ser criticado, pues algunas cosas que se hicieron dejaban mucho qué desear.

Es decir, no hay que señalar a los aficionados que protestaron, a los que criticaron y a los que no creyeron. En parte tenían razón en actuar así, pues quieren al equipo y son exigentes.

Hoy todos están unidos en este arranque histórico, pues -en torneos cortos- sólo una vez habían hecho 13 de los primeros 15 puntos, y fue en el Apertura 2003, cuando Passarella los llevó al título ante Morelia. Aquella vez también sumaron 4 triunfos y un empate en sus primeras 5 jornadas.

Toda la familia Pandi unida en pos del título.

Bueno, no toda...

La mancha

Hay un sector que se empeña en ensuciar el nombre del prestigiado y respetado Club de Futbol Monterrey y de su verdadera afición.

Y me refiero a esos inadaptados, fanáticos, enfermos, vándalos y delincuentes que viajan a hacer sus desmanes, como sucedió en León.

Fueron a quebrar cristales, a pelearse en el centro comercial y luego a seguirla en el estadio.

Hay escenas de Adictos (¡vaya manera de coincidir con el nombre de la barra!) peleándose y haciendo desmanes previo y post al juego ante los Panzas Verdes. Éstas le dieron la vuelta por todas partes y dejaron mal parada a la afición.

Y si lo recalco es porque estos inadaptados de la sociedad no son parte de la afición de un equipo. Éstos se miden aparte.

La raza Rayada, y así le di RT, se manifestó y dijo que ellos son un sector aparte que manchan la imagen de una afición que sólo apoya, y eso es cierto.

¿Ya ven que los barristas son cosa aparte? Cuando los Libres y Lokos fueron a hacer sus desmanes a Torreón, a Veracruz y no sé que otros estadios, todos dijeron que la afición de Tigres era violenta. Aquí mismo lo leí de aficionados de distintos equipos.

Ahora que sucedió de parte de Rayados, ahora sí se dice que eso no es la afición, sino La Adicción, y tienen toda razón.

Pero así como los enfermos del sábado no son aficionados, sino enfermos Rayados, cuando los LyL van y hacen sus desmanes, tampoco son aficionados Tigres, sino fanáticos que nacieron para pelear.

Y lo peor: todavía hay quien dice "es que los provocaron", defendiéndolos, como si eso fuera algo positivo para el club.

Éstos creen que defendiéndolos se hacen más hinchas de su equipo, sin saber que lo perjudican más.

"¡Es que los provocaron!", pfff, increíble.

Se ve (muy) mal

El que está sacando el cobre a más no poder es Matías Almeyda.

Ayer habló a los programas de Fox y de ESPN para "defenderse" de las críticas de que va en último lugar general (bueno, eso de "críticas" es un decir, porque siempre le hallan justificación. Jamás le pegan, siendo que es un "grande").

Su discurso, o "chorooo", como dicen en la CDMX, es que los árbitros lo perjudicaron ante Puebla, no marcándole un penal y dejándolos con 10 de manera injusta.

Almeyda se queja del arbitraje como si no se acordara que no hace mucho quedó campeón porque a su rival no le marcaron un penal del tamaño de su estadio, el cual tal vez le daría el empate y posteriormente el título (eso jamás se sabrá).

Aquí los comentarios fueron: "Sí fue penal, pero un día son para unos, otros días para otros. Este juego es así y quejarse sería ridículo. A todos les toca".

Almeyda festejó como niño su título con esa manchita, pero es válido, pues cada juego tiene la suya.

Hoy que le toca -en un partiiido de la Fecha 5- ya sale a quejarse.

Chivas está en el último lugar. Y ni ahora es tan malo para estar ahí ni tampoco era el mejor cuando quedó campeón.

Aplausos

Excelente la iniciativa de los Tigres de arreglar escuelas en cada partido que su afición, en vez de gritar "¡Puuuto!" grite "¡Tiiigres!", esto en el despeje del portero rival.

Muy bien. Algunos se burlaron porque se oía como grito de niños, pero eso es digno de aplaudir. Gran iniciativa. Ya van dos juegos que se hace.

Tan buena y positiva es, que ayer el Club América anunció que se suma a esa iniciativa y será el segundo equipo que, si su afición ya no grita "¡Puuutooo!" en los despejes contrarios y lo cambia por un grito diferente, aunque aún no se sabe cuál será, también restaurará escuelas.

Bien el Ameee. Ojalá otros equipos se unan, y no porque otro ya lo hace, ellos no.

Se permea

Y en Tigres ya se generalizó.

En el juego de Tigres Femenil no se gritó "¡Puuutaaa!" como desgraciadamente se ha oído en otros estadios. También se escuchó el de "Tiiigres!".

Todo sea en pos de cambiar esa pésima -y por demás corriente y baja- cultura que se había creado en los estadios.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios