lunes, 14 de agosto de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 14-08-2017



Paco el congruente

Vaya que Paco Jémez tendrá mucho qué explicar tras la repercusión de las imágenes en las que se ve haciendo una seña obscena a la afición de Cruz Azul el sábado y además de esto se podrá ver si el español es fiel a sus principios.

En una foto y un video se ve cómo el timonel levanta la mano izquierda y a su vez el dedo medio, y aunque la acción es rápida, se aprecia que lo hace a la tribuna este del Estadio Azul, donde hay mayoría de celestes que abuchearon por el 0-0 ante Toluca.

De inmediato recordé cuando Jémez se metió en la polémica de marzo pasado cuando Pablo Aguilar y Enrique Triverio agredieron a "sus respectivos" árbitros y el gremio de silbantes paralizó la Liga MX con una huelga.

Entonces, el europeo dijo que "si un jugador mío (...) le da un cabezazo a un árbitro, no tiene que venir ningún comité a decirme los partidos que le tiene que echar, ese jugador no se pone más la camiseta de Cruz Azul. Es respeto y lógica".

Ante este argumento quiero pensar que Paco será el primero en criticar su acción y a su vez considerar un castigo, que me imagino que podría ser irse a dormir 5 días sin tomar cereal o algo parecido, lo que sea, con tal de que sea respetuoso y lógico con su propio discurso.

El 'efecto Palencia'

El desencanto de la afición de Pumas con su equipo se está reflejando en la tribuna del Estadio Olímpico Universitario, que en las últimas citas ha dejado claro su descontento pese a que ha ganado los 2 partidos de este torneo.

Pese a que ayer hubo una promoción de niños gratis, la asistencia es la segunda peor de los últimos 6 encuentros en CU: 22 mil personas, registrando una caída de 5 mil asistentes con respecto al estreno liguero ante Pachuca de hace 3 semanas. Evidentemente, las derrotas fuera ante Atlas y América desmoralizaron a más de uno, pero que la promoción no haya tenido mucho eco pese a que los peques están de vacaciones, eso sí es triste.

La asistencia de ayer está más cerca de la de aquel triste partido de la Fecha 17 del torneo pasado con derrota 1-0 ante Puebla, cuando Pumas llegó ya fuera de combate y apenas convocó a 15 mil 200 valientes, que de la última entrada respetable, la de la Fecha 13 contra Toluca, cuando los 33 mil que solían ir sin falta cada 15 días se dejaron ver por última vez.

No hace falta ser científico para saber que esta debacle en la taquilla tiene que ver con el "Efecto Palencia", pero por el bien de Pumas, ojalá y el "Efecto Castillo", genere un cambio para el 22 de agosto contra Monarcas.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios