lunes, 21 de agosto de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 21-08-2017



Los 2 enemigos

Ahora que los equipos femeniles de América y Cruz Azul hicieron sus presentaciones en los estadios Azteca y Azul, respectivamente, les quiero contar que no son los únicos que esperaban llevar a sus mujeres futbolistas al mismo recinto donde participan los primeros equipos varoniles.

Y es que desde que empezó la Liga MX Femenil el Club Universidad Nacional también deseó que las mujeres utilizaran el Estadio Olímpico Universitario para sus juegos de local, sin embargo, las chicas de Pumas han tenido dos "grandes enemigos".

Para empezar, las lluvias que han caído en la Capital tienen la cancha bastante traqueteada, tanto que ni las categorías menores han jugado ahí.

Y la más importante: el equipo de Americano de la UNAM está en pretemporada y sus juegos, los sábados, chocan con los de las auriazules. Así que ni modo, parece que por ahora tendrán que jugar en La Cantera, que ya le quedó chica a la expectación por la Liga Femenil.

Regañiza

Vaya regaño se llevaron ayer los trabajadores del Estadio Azul por parte del comisario de la Liga MX y todo por "adelantar" el final del encuentro entre Cruz Azul y Atlas.

Les cuento que el duelo entre ambos, que ganó La Máquina, tuvo cuatro minutos de tiempo agregado en el complemento y por eso del 3 con 34 el silbante Óscar Macías hizo sonar su silbato.

De inmediato toda la gente comenzó a festejar el triunfo y los trabajadores a levantar el inflable que conecta la cancha con el vestidor y hasta uno quitó un banderín de tiro de esquina.

Pero el ruido del colegiado era por un tiro libre y no el final del partido por lo que el comisario echó una carrera desde medio campo hasta casi la línea de fondo para gritarle a los trabajadores que no era la conclusión.

Los empleados pusieron cara de niños regañados y tuvieron que bajar el inflable y poner otra vez el banderín, solo para oír otro silbatazo de Macías que anunció ahora sí el final del partido.

El borrado

Ni porque el Atlas está diezmado entre lesionados y el alejamiento de Rafa Márquez por sus broncas legales, El "Profe" Cruz le pone "Alegría" a la alineación rojinegra.

Fidel Martínez, fanático de presumir la velocidad de su auto deportivo por las calles de Guadalajara, prácticamente está borrado del 11 inicial de José Guadalupe Cruz, que no lo considera opción ni porque los Zorros andan dando tumbos en el Apertura, al grado de que el sábado prefirió poner a Christian Tabó antes que al ecuatoriano, que luego de 5 jornadas, acumula la sorprendente cifra de 84 minutotes jugados.

En Pumas han de estar muriéndose de la risa porque se los vendieron sin derecho a devolución... y miren que los felinos tampoco andan en un lecho de rosas...

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios