martes, 22 de agosto de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 22-08-2017



Se pone serio el pleito

Qué caro le salió al ex jugador del América, Carlos Sánchez, meterle una demanda laboral a su ex equipo, pues además de llevar varios años en litigio para tratar de probar que no se merecía que lo liquidaran como si hubiera sido un empleado más, ahora el cuadro azulcrema inició el contraataque demandándolo por fraude procesal, señalando que le dieron una cantidad millonaria al ex defensa como pago por sus servicios.

Carlos Sánchez sufrió un infarto cerebral el 8 de agosto 2008 en pleno entrenamiento y luego de apoyarlo a lo largo de 2 años, a partir del 2010 negociaron darle una ayuda económica a través de la firma con varias empresas del Grupo Televisa, hasta que en el 2012 le informaron que llegaba a su fin su "trabajo" de asesor técnico del club, puesto que nunca ejerció.

Eso sí, antes llegaron a un arreglo para que retirará la denuncia por no tenerlo inscrito en el IMSS. Hasta ahí todo iba bien, pues hubo un convenio en el cual se comprometían a seguirle auxiliando, pero meses después no se respetó.

En 2015 inició una nueva lucha, ahora por la vía civil al interponer una demanda por daño moral, donde los abogados que lo representan exigen el pago de una indemnización por todo lo que sobrevino, luego de que se sostiene que su accidente cerebrovascular se debió a un golpe que sufrió durante un partido y no por un mal congénito como han venido indicando los litigantes del cuadro azulcrema.

El caso es que ahora el Club América busca poner a Sánchez tras las rejas, pues han llevado esta demanda a instancias federales, solicitando orden de aprehensión en su contra; el año pasado lo intentaron 2 ocasiones y este otras 2 más, pero el juez no se las ha otorgado, por lo cual me enteré que el jueves ya tienen cita en el Tribunal Superior de Justicia, para iniciar esta nueva batalla.

A ver qué pasa...

Marco está de retache

Muuuuuuuchos se fueron con la finta hace una semana de que en Europa, de que en Houston, de que en Alemania, pero en realidad el que ya anda en tierras tapatías en etapa de reposo y descanso mientras se levanta de la cama, es nada menos que Marco Fabián.

Pero antes de que piensen que Marquito anda en Guadalajara recuperándose de su última parranda, déjenme les cuento que en realidad el volante del Eintracht Frankfurt se repone de la operación a la que fue sometido en la espalda por el especialista Michael Dittmar, el mismo cirujano que intervino también de la espalda a Rafael Márquez a inicios de año, en una clínica particular en Zapopan, en la zona exclusiva de Puerta de Hierro.

Así que si en las próximas semanas se lanzan a la Perla y por ahí se encuentran con alguien que se mueve como Fabián, habla como Fabián y se parece a Fabián, no tengan duda, seguro que será Marco Fabián.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios