miércoles, 23 de agosto de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 23-08-2017



Ayuda para Edson

Ser famoso en estas épocas puede resultar desgastante, aunque no lo parezca. Si no me creen, pregúntenle a Edson Álvarez.

Me contaron que el pasado fin de semana, el defensa de América salió de muy buen ánimo del Estadio Universitario de la BUAP pese a que fue expulsado. Quizás esa felicidad no se debía sólo al triunfo de las Águilas, sino al hecho de que la familia Álvarez, incluida la novia del zaguero, le esperó a que abandonara el inmueble para llevarlo a casa.

Cuando la familia de Edson esperaba a que un vehículo particular los recogiera, un grupo bastante numeroso de aficionados se abalanzó por la zona donde andaba el jugador para pedirle cuantas fotos y autógrafos fueran posibles.

El problema fue que el espigado defensor no se dio abasto con tanta banda, por lo que en un acto de solidaridad familiar, su mamá y hermano corrieron a auxiliarlo, al menos acercándole todos los artículos que la gente lanzaba por arriba de la reja que les separaba.

Yo no sé si fue orden de su mamá, pero literal, Edson no se movió de ahí hasta que terminó dándole gusto al último de los aficionados, y miren que eran bastantes.

Muchas veces nos quejamos de que los jugadores se ponen sus moños con cualquiera, pero cuando la familia está cerca, otro gallo canta.

Se acabaron las vacaciones

En las próximas horas aterrizará en México el técnico del Tri, a quien espero que le hayan caído de perlas las cinco semanitas de vacaciones que se pudo tomar después de los "mega osos" del verano en la Copa Confederaciones y sobre todo en la Copa Oro.

Conociendo a Juan Carlos Osorio, estoy seguro de que lo menos que hizo fue descansar, y lo que sí les puedo apostar es que ya analizó hasta el último resquicio de lo que ocurrió en Rusia y en Estados Unidos.

Ojalá y eso le sirva para clasificar caminando al Mundial en septiembre.

Tensa calma

Cuando parecía que estaba cerca el acuerdo para que Televisa y Lobos BUAP estamparan sus firmas en el acuerdo para que la televisora de San Ángel transmita los juegos de los licántropos, la cosa se frenó en seco y diiicen que ya se complicó.

Según trascendió, a partir del domingo, la parte del contrato que obligaba a Lobos BUAP a esperar con los brazos cruzados ofertas ajenas a las de Televisa habría terminado, pero me cuentan que en todo lo que llevan en la Primera División, nadie siquiera se les acercó ni les propuso nada. De ahí que el meollo del asunto haya sido siempre la negociación con Televisa.

Habrá que ver qué onda con esto, porque los licántropos se van a echar dos juegos fuera de casa, el del Atlas de ayer y el sábado en el Uni contra Tigres, y luego se viene la Fecha FIFA, por lo que su siguiente juego en Puebla es hasta el 9 de septiembre, así que prisa no creo que haya.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios