domingo, 27 de agosto de 2017

Con todo y la ‘Nahueleada’



El gol que metió  ante Tigres fue el sexto de Julián Quiñones en el torneo y lo puso como líder en solitario de los artilleros, pero lograrlo no fue sencillo, ya que Nahuel Guzmán trató de influir en el colombiano, quien estuvo cerca de no meterlo.

En tiempo de compensación, el colombiano se preparaba para tirar el penal, pero Guzmán, arquero de Tigres y ex compañero de Quiñones, fue a dialogar con él antes del disparo, como intimidándolo.

"Me dijo que le había dicho (Enrique) Palos que se quedara parado, pero que él no se iba a quedar parado", dijo Quiñones entre risas.

Quiñones falló el penal, Guzmán le desvió el tiro que fue a la derecha, pero el balón le quedó al colombiano, quien no erró el contrarremate.

A finalizar el duelo, el "Patón" fue a buscar a Quiñones, al que le dio un abrazo, lo felicitó por el momento que vive en Lobos BUAP y por el liderato de goleo.

"Somos buenos amigos, es compañero y buena persona", dijo el colombiano del argentino.

Quiñones es elemento de Tigres y juega prestado en Lobos, pero la directiva felina ya ha dicho que la idea es repatriarlo en el futuro.

"En este momento no estoy pensando en eso, ahorita estoy pensando sólo en Lobos, concentrado, en mi contrato trato de cumplir lo que me toca y esperar que se termine mi contrato para ver qué sigue", expresó sobre la posibilidad de volver en un futuro al equipo.

¿Te gustaría regresar aquí?

"Que sea lo que Dios quiera, la verdad, no me apresuro en eso, el momento va a llegar", respondió.
Anuncios