viernes, 11 de agosto de 2017

Rafael Márquez, sin equipo y sin dinero



Los 20 años de una brillante carrera se enturbiaron en tan sólo unas horas. Rafael Márquez está devastado, pues el señalamiento del Departamento del Tesoro de Estados Unidos llevó al defensa a vivir una catástrofe, pues se quedó sin equipo y no tiene acceso a su dinero.

La dependencia estadounidense vinculó a Márquez con una red de lavado de dinero, y hasta que no esclarezca la acusación volverá a jugar con el Atlas, en términos prácticos está separado de la institución. Los procesos legales que enfrentará el michoacano, según expertos, pueden alargarse meses, incluso años, por lo que esto podría ser el fin de su carrera en las canchas.

El anhelo de retirarse tras jugar su quinto Mundial está en entredicho.

El miércoles, luego de la conferencia en el Club Atlas Colomos que Márquez ofreció nervioso y al borde de las lágrimas, se reunió con la directiva rojinegra.

En la plática, los atlistas le propusieron terminar la relación laboral, argumentando que no tenían manera para pagarle, pues las cuentas del futbolista en México están congeladas luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda así lo ordenara.

Luego de esta acción se daría aviso a la PGR, quien abriría una carpeta de investigación de existir indicios de lavado de dinero, según explicaron fuentes ministeriales.

El dinero y propiedades de Rafa están comprometidos incluso si se encuentran en otro país, pues si EU tiene acuerdos y tratados con esos países, también las cuentas son congeladas, bajo la llamada Ley Patriot.

Incluso, las cuentas de su esposa, Jaydy Michel; su mamá, Rosa Alicia Álvarez y de su hermana, también quedaron inhabilitadas.

Y la ramificación de su vinculación con Raúl Flores ya llegó a sus patrocinios personales, pues tanto Nike como Gillette le informaron desde anoche que ya no seguirían apoyándolo.

La crisis, entonces, va más allá, pues una fuente cercana aseguró que no tiene dinero ni para los gastos corrientes.

El martes, después del entrenamiento, su equipo de abogados le comunicó lo que iba a hacer público un día después la dependencia de EU. Su cara se desencajó, desde entonces atraviesa un infierno que puede quemar su fortuna, su carrera y su tranquilidad.

El Club Atlas emitió ayer un comunicado de cuatro párrafos, en el que expuso su apoyo al jugador y en el que también comunica que Márquez, quien lleva dos días sin entrenar, volverá hasta que disipe su acusación. La Femexfut, de igual manera le extendió su apoyo, pero no aclaró si sería llamado a la Selección nacional o no.
Anuncios