lunes, 14 de agosto de 2017

Sistema Operativo (OS)



Por: Mario Castillejos | 14-08-2017

Sólo por dos minutos, Guadalajara fue mejor que Monterrey. Pero tan pronto Ortiz marcó la igualada, al visitante simplemente le pasó por encima un colectivo lleno de pirotecnia, con demostraciones individuales de Pabon, Funes Mori y del joven de 18 años, Jonathan González.

Señores, esto es lo que exigía su afición: un plantel con posibilidades de humillar a los llamados grandes. Y el 4-1 frente a las orgullosísimas Chivas, sin duda dispara las alertas entre los demás aspirantes al título.

Pero, ¿cómo un equipo que apenas liga 158 pases en casa (vs. Chivas) y 153 de visita (vs. Xolos), logra siete goles por apenas uno en su portería?

Al Sistema Operativo Rayado (OS del inglés operating system), le encuentro tres características primarias: Uno, practican un futbol directo, de balones frontales, con el único propósito de saltar líneas, ganar rebotes en campo contrario, reorganizándose a dos o un pase del gol.

Dos, mantienen una presión en la zona de seguridad del rival con el propósito de recuperar balones en su salida u orillarlos a tirar la pelota a donde sea.

Y tres, como Rayados sale en largo, siempre permanecen no menos de seis jugadores atrás de la línea de la pelota, cantidad que da solidez si los intercambios de balón no les favorecen, recordando que mientras la pelota está en el aire, no es de nadie.

Y en estos últimos 180 minutos, todo esto les ha representado 30 disparos a portería rival (21 dentro de área), mismos que en los pies de Pabon, Funes Mori, Avilés y Sánchez alcanzó un altísimo el porcentaje de eficiencia de gol cada 4.3 intentos. Mientras que en defensa permitieron 18 disparos, 10 dentro del área, ganando 33 balones aéreos.

La pieza clave para lograr esta idea, es Funes Mori, porque nadie en esta liga logra lo que el argentino hace jugando de espaldas al marco, además de entorpecer al contención rival en salida. Y por esas mismas características, Rayados fichó al paraguayo Benítez.

¿Quién podrá inyectarle un virus al OS Rayado? Quiero ver.

Del otro lado de la Ciudad, el equipo de Ferretti abortando el 3-4-3 con el que sólo apabulló al Puebla, pero desde mi perspectiva funcionó ante Querétaro, terminó perdiendo su primer partido en Pachuca.

Los Tigres volvieron a caer en ese trance donde jugando bien, no ganan. Y muchos lo retribuyen a la ausencia de Pizarro, aunque el problema según veo está en la central, sin olvidar que, con 12 tiros, ocho dentro del área y un aislado gol de penal, sin puntería no hay gloria. O pregúntenle al Monterrey.

PD. "¿Qué importa que el gato sea blanco o negro con tal de que cace ratones?"

Deng Xiaoping, político chino.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios