sábado, 5 de agosto de 2017

Un empate con sabor amargo



Un duro picotazo le dieron los Gallos Blancos a los Tigres que después de un inicio goleador se han desinflado.

El Querétaro se metió al Estadio Universitario y le sacó un punto a los felinos que golearon al 5-0 al Puebla en su primer partido del Torneo Apertura 2017, pero a partir de ahí han ligado dos empates a 1-1.

De hecho, esta noche, los auriazules tuvieron que venir de atrás para salvar el punto, porque empezaron perdiendo desde el minuto 9. Fue un gol de Lucas Zelarayán en el segundo tiempo el que rescató al equipo dirigido por Ricardo Ferretti.

Los Tigres jugaron sin Enner Valencia, quien debió cumplir un partido de suspensión, pero aún así presentaron un equipo muy parecido al del torneo pasado cuando llegaron a la Final.

Iniciaron André-Pierre Gignac, Eduardo Vargas, Zelarayán, Ismael Sosa, Javier Aquino y Jurgen Damm, pero no pudieron superar los dos bloques defensivos que montó el entrenador de los queretanos, Jaime Lozano.

El gol temprano de Noriega puso en jaque a los felinos que debían remar contra corriente como no están acostumbrados a hacerlo y mucho menos como local.

Aunque los Tigres controlaron el balón y dominaron durante la primera mitad, las mejores ocasiones de gol fueron de los visitantes que pudieron tomar ventaja de hasta tres goles.

Aldo Arellano tuvo el segundo gol, pero el portero Nahuel Guzmán salvó a su equipo y después Noriega dejó escapar otro tanto al volar su disparo, a pesar de que estaba solo frente al arquero argentino.

Los felinos pudieron empatar mediante un mano a mano que Aquino tuvo con el portero Tiago Volpi, pero falló.

Fue hasta el segundo tiempo que llegó el empate felino. Zelarayán aprovechó un rebote que dejó Volpi tas un remate de Gignac y puso el 1-1 a los 58'. Es su segundo gol en el torneo y es el único tigre que ha marcado en dos partidos distintos.

En los siguiente minutos, los Tigres tuvieron oportunidad de darle la vuelta al marcador, pero Jesús Dueñas desperdició un contragolpe prometedor y Sosa falló en la definición tras una jugada personal.

Los Tigres llegaron a cinco puntos, pero ligaron dos partidos sin ganar.
Anuncios