jueves, 21 de septiembre de 2017

Aquí no hay rivales



Cuando se trata de ayudar, la unión de los regios está por encima de cualquier rivalidad, aunque ésta sea catalogada como de "alto riesgo".

Sin importar los colores, directivos, jugadores y aficionados de Rayados y Tigres acudieron al Estadio Universitario y BBVA Bancomer, por igual, para donar víveres, material de rescate y medicinas en favor de los afectados por el sismo del 19 de septiembre.

Elementos de ambos equipos se involucraron en las tareas de apoyo en los centros de acopio poniendo la muestra e incentivando a que más gente acudiera a aportar.

Por la mañana, después de entrenar, varios jugadores felinos se presentaron en la puerta 13 del Uni para recibir agua y alimentos no perecederos y mandarla a las víctimas en la Ciudad de México y varios Estados del País.

Además se recibieron materiales de primeros auxilios y de curación, que es de lo que más hace falta en los lugares donde ocurrió el temblor. No se especificó cuánto lograron recaudar.

"Hay que tratar de ayudar y apoyarnos en este momento tan complicado para nuestro País, para la nación y mucho o poco, mientras sea para sumar, todo cuenta", dijo el defensa Hugo Ayala.

Por momentos, las labores parecían coordinadas por Osvaldo Batocletti, quien destacó por su solidaridad.

Ya por la tarde, los jugadores del Monterrey se sumaron a los esfuerzos en el "Gigante de Acero".

Dorlan Pabon, Avilés Hurtado, Carlos Sánchez y José Basanta se unieron a decenas de voluntarios para recibir y canalizar los artículos donados que servirán de ayuda a miles de personas en Jojutla, Morelos, uno de los lugares más afectados.

"El Pato" Sánchez no escatimó para cargar las cajas más pesadas llenas de alimentos, mientras que la dupla de colombianos colaboraron en una mano cadena para recibir decenas de paquetes de agua purificada.

Quienes también atendieron el llamado fueron algunas Rayaditas, encabezadas por Dinora Garza.

A la casa albiazul llegaron personas de todas las edades y preferencias futbolísticas, pues no sólo aficionados del Monterrey acudieron al llamado de auxilio, también seguidores de Tigres hicieron su parte.

En total, los albiazules recaudaron más de 43 toneladas de ayuda, incluyendo 25 que acumuló el ex jugador Aldo De Nigris en una tienda de autoservicio ubicada en la Carretera Nacional.

"Todas nuestras oraciones por quienes están pasando por un momento complicado, lo más conveniente es que todos nos unamos como ha sido. Somos un pueblo muy noble, el cual ante este tipo de adversidades sabemos sacar la casta y ésta no no va a ser la excepción", comentó el lateral izquierdo Luis Fuentes.

No sólo los clubes de futbol aportaron, también los Sultanes establecieron un centro de acopio en el Estadio de Beisbol Monterrey, donde cientos de personas acudieron con la misma intención de ayudar y llevar alivio a las zonas afectadas.
Anuncios