lunes, 18 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Mural | 18-09-2017



Revancha

El señalamiento que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos le hizo al histórico capitán del Atlas, Rafael Márquez, por presuntos negocios con el narco, vino a partirle su mandarina en gajos al proyecto de José Guadalupe Cruz.

Desde ahí, el equipo rojinegro ha caída en una severa crisis, a tal grado que los resultados han obligado a que la directiva -con tooodo el dolor de su corazón- piense en planes B, C y hasta D para intentar salvar el barco.

Claro, ya saben que cuando los proyectos no caminan el hilo de corta por lo más delgado.

Los directivos rojinegros están contentos con el "Profe", no sólo por su calidad como persona, sino también porque creen que ha llevado un buen proceso en la institución en el año y meses que tiene al frente del primer equipo, pero se trata de un negocio y tienen que tomar decisiones.

¿Qué quiero decirles? Fácil: en el partido de mañana, contra las Chivas, el "Profe" sabe que se está jugando la revancha de la eliminación en la Liguilla pasada, la cual podría ayudarle no sólo a que su estancia en el banquillo tome oxígeno, sino también para que los aficionados que no lo quieren por lo menos se anestesien por unos días.

El #FueraCruz en las últimas semanas ha sido una constante en las redes sociales y por eso el técnico tiene que ponerse las pilas y ganar a como dé lugar, de lo contrario, el grado de presión que tendrán Alberto de la Torre, vicepresidente, y Severiano García, director deportivo, aumentará considerablemente.

No hace falta decirlo, pero además de que se trata de un Clásico, es el partido clave para Cruz como técnico rojinegro.

Sin química

Y ya que hablamos del Atlas, en el plantel no todos están agüitados con la bronca que trae el "Profe". Si no me creen, pregúntenle a Fidel Martínez, quien simplemente no tiene buena química con el entrenador.

De entrada, el delantero ecuatoriano no es titular y la primera explicación que le dan es que parece que le da igual.

¿Al fin y al cabo qué más da jugar o no con los Zorros si con eso le alcanza para ser inicialista con la Selección de Ecuador?

Tanto es el desagrado de Martínez hacia el "Profe" que cuando el delantero arregla para alguna reunión -ya ven que casi no le halla- a manera de broma pide que no le recuerden al técnico. No vaya a ser que le amarguen la noche.

Dedito, dedito

Se dio vuelo con el dedo medio el uruguayo Jonathan Rodríguez, quien se puso loco en el Estadio Azul en el partido que el Santos perdió contra el Cruz Azul, el sábado.

En un video se ve que el sudamericano de los Guerreros, encabritado, se le pone al tiro a un sector de la afición cementera y le hace la seña mencionada desde la banca.

También extraña que Osvaldo Martínez perdiera la decencia en ese mismo escenario y se enganchara con los seguidores de La Máquina, a quienes retaba con gritos y besos al escudo del Santos.

A ver si la Comisión Disciplinaria está al pendiente del caso.

Qué buena pachanga.

Blanco y rojo

Como si estuvieran en el llano, los Lobos BUAP salieron a jugar ayer en Veracruz con su uniforme blanco, cuando la Liga MX les dijo clarito que les tocaba salir con uno rojo.

Por ese chiste, el partido se retrasó 20 minutos, porque entonces el Veracruz tuvo que cambiar uniforme y se puso su tradicional rojo, cuando le tocaba salir de blanco.

No sé por qué me acordé de que en 1998, también en Veracruz, las Chivas tuvieron que jugar con las camisetas de algodón de la concentración, con números hechos de cinta de aislar, porque nomás llevaban los tradicionales jerseys rayados y el árbitro Arturo Brizio no las dejó jugar así.

En esa ocasión, el Rebaño rompió una racha de 9 juegos sin victoria y ayer los Lobos cortaron una seguidilla de 5 partidos sin ganar. ¿Casualidad?

Pero no sólo el retraso resultó inverosímil, pues por el minuto 86 en TV Azteca cortaron la transmisión y, valiéndoles un soberano cacahuate, se enlazaron al flamante programa "Escape Perfecto".

Para que sientan su Liga.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios