martes, 12 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Norte | 12-09-2017



¡México lindo...!

Vivimos en México, los equipos juegan en México, las reglas son hechas en México y quienes operan y deciden son las dos televisoras de México.

Ayer, en este mismo espacio, e iniciando también la columna, les dije que algo pasaba en Tigres, que en aquella decisión de "¡ok, soy buena onda, reprogramemos el juego!" algo no checaba, pues fue anormal que actuaran así.

Como mi deber es informarles lo que pasa, me puse a jalar más que otros días e hice mis llamadas hasta que di con el que debía de dar, a 913.5 kilómetros de distancia, a 11 horas 54 minutos yendo en coche por Matehuala, a 1 hora 10 minutos en avión, o bien a una marcación desde mi iPhone 7 Plus.

(Mi iPhone 8 Plus me lo entregan ahora que salga. Hoy lo presentan a nivel mundial en Palo Alto, California, por a'i de las 12:00 horas del centro de México, pero será hasta noviembre que lleguen los aparatos. Mientras, le sigo con el 7).

Lo que pasó el viernes entre los directivos Gustavo Guzmán y Alejandro Rodríguez, que acordaron reprogramarlo, todo eso ya lo sabemos.

Lo que no sabíamos es que ahí comenzó a fraguarse -no necesariamente entre ellos dos- lo que sería otra de las mexicanadas del futbol azteca.

Síganle...

En lo oscurito

Me aventé un buen rato con mi Judas Federativo, quien estaba en sus oficinas en Toluca, donde está la FMF.

A partir del sábado comenzó a girar todo, a hacerse llamadas y "recomendaciones" entre la Fede y el Atlas y todo dio un giro, sí, favorable a los Rojinegros y en perjuicio de los felinos.

No sé cuántas llamadas habría entre Federación y TV Azteca que ayer se dio un comunicado muy sorpresivo: La FMF le quitó la responsabilidad de la suspensión al Atlas y se la adjudicó a ella misma, sometiendo a Tigres con la decisión tomada.

Así como lo leen, de pronto la FMF tomó la postura de que ella fue la que tomó la decisión de suspender y eso no es apelable, por lo que obliga a Tigres a aceptar jugar en una nueva fecha y lo imposibilita de pelear el juego en la mesa, por si tenía la intención de hacerlo.

¿Por qué intervino la FMF echándose la responsabilidad de la suspensión y quitándosela al Atlas, algo que es más que evidente?

"La verdad es que el fin de semana se buscó un resquicio en el reglamento y se halló que podíamos, como Federación, tomar la responsabilidad de la suspensión, y de ahí nos agarramos. Bien sabes que esto es de intereses y Azteca tiene muchos, son millones de dólares en juego.

"Es el duopolio el que sigue mandando, Sanca, pareces nuevo, cabrón. Azteca se metió fuerte y qué le haces. Está peleando el descenso. Claro que todos sabemos que eso no era causa de fuerza mayor y que Tigres tenía todo para ganarlo en la mesa, pero pues es Atlas, es Azteca, son intereses". Así se sinceró y abrió completamente mi Judas.

"¿Viste cómo todos los medios, todos a nivel nacional, dicen que por reglamento tenía que ganar Tigres los tres puntos?, bueno, pues para callarlos, se acordó aquí el fin de semana girar hoy (ayer) el comunicado diciendo que la Liga fue la que suspendió, no Atlas, y así le quitaríamos el peso a ellos y se acabaría el problema".

Señores, esto es México. La molestia en Tigres no es por no ganar, pues incluso quiere jugarlo y ganarlo en la cancha, se han visto muy bien los felinos en eso, sino por cómo se hace todo tan descarado en la FMF sin que se respeten los reglamentos.

FMF ya sabía

Y para que vean que me metí a fondo, aquí les va algo nuevo y que te deja claro que hay confabulación.

Cuando el equipo del señor Ricardo Ferretti de Oliveira salió del Hotel Camino Real rumbo al Jalisco, por a'i de las 6:45 de la tarde del viernes, cuando iban en el autobús en el trayecto, la gente de Tigres recibió una llamada "de alguien" que mi Judas Federativo no me supo precisar quién fue:

"¡Regrésense al hotel, no tiene caso que vayan al estadio, hay problemas, no va a haber juego!".

Como lo leen. Pusieron a "alguien" para que les recomendara no ir al estadio. Obvio Tigres no hizo caso y cuando llegó al Jalisco no los dejaban entrar ni a ellos.

Aaah, y hay algo más grave aún: ¡La Federación ya estaba enterada que había problemas, señores!

"Nosotros acá (FMF) sabíamos desde lunes o martes que estaba eso de la pantalla, que podía haber algún problema, pero no tanto".

Así es, ya tenían conocimiento 4 días antes y no se movieron para solucionarlo. Cuando el viernes vieron que esto se iba a hacer grande, tan sencillo dijeron: "¡No hay juego!".

- ¿Por qué la FMF se echó la responsabilidad de la suspensión si todos sabemos que el responsable total es el Atlas?

- ¿Por qué se metió la Fede a defender al Atlas cuando es evidente que fue por negligencia?

- ¿Por qué no se aplica el reglamento?

Esas dudas las resumió mi Judas que estuvo todo el fin de semana, e incluso ayer mismo, metido en el caso y hasta en el comunicado que enviaron pasado el mediodía de ayer.

"Porque Azteca pesa, es el duopolio el que manda. Está muy claro que era partido ganado en la mesa, y aunado a que Tigres no peleó fuerte desde el inicio, pues de ahí se agarraron. Los picudió no el Atlas, sino la Federación, y ahora a jugarlo".

¿Cuándo?

Ese punto es tal vez el único donde Tigres sí tendrá fuerza y peso.

La Fede quiere que se juegue en Fecha FIFA, pero Tigres definitivamente no. No aceptará que sea en esa fecha de noviembre, pues nadie les asegura que no les llamarán a sus seleccionados.

Tigres buscará que sea en octubre. Verán los días y pedirán que sea entre juegos de Copa y fin de semana, pues ellos son los menos culpables de todo y que lo que sí están seguros es que NO van a aceptar jugarlo en esa fecha que pone la FMF.

¿Cuándo se va a decidir? Van a esperar a lo que suceda hoy. Si Tigres queda eliminado será menos complicado, pues esperarán a que echen al Atlas de la Copa para reprogramarlo. Atlas sí pasó.

¡Viva México!

Todos los comentaristas y todos los aficionados han hecho el mismo comentario:

"¡Es que Tigres ni debió meterse. Es la Federación la que, por reglamento, debe decidir darle el triunfo a Tigres en la mesa. Está muy claro!".

Pues sí, La Fede decidió, pero al revés: se echó la responsabilidad de la decisión, se la quitó al Atlas, le dio chance a los Zorros y a los Tigres les dijo: juegas y te aguantas.

Vivimos en México, los equipos juegan en México, las reglas son hechas en México y quien opera y decide son de México... ¡y en pleno mes patrio!

PD: ¡Viva México, cabrones!

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios