miércoles, 13 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Norte | 13-09-2017



No es fracaso

Ésta es de las veces que encabezar en CANCHA con "Fracaso" o "Fracasotototote" queda corto.

El señor Ricardo Ferretti de Oliveira dejó entrever anoche que sí fracasaron, porque dice que "fracasar" es intentar algo y no conseguirlo. Siento que decir que "fracasaron" es ser muy light con el equipo.

Se fracasa cuando vas, buscas y no consigues. Lo de ayer y lo de la Copa MX, señores, es un fracaso a la cuarta o quinta potencia.

Poner que fracasaron es comparar este "fracaso" con los demás que han tenido en distintas etapas. Y no, señores, éste no tiene comparación alguna en los Tigres.

¿Que fracasaron cuando fueron líderes y los eliminó Rayados u otro equipo?, sí, pero al menos fueron los mejores del torneo.

Señores, lo de anoche no es cosa menor. Lo de la noche del martes 12 de septiembre y lo que engloba al torneo de Copa, fue algo vergonzoso, penoso, anómalo, agrio, grotesco, extravagante, estrafalario, pobre, mediocre y por demás ridículo.

Un servidor, uuun día antes de que comenzara esta Copa MX, les dijo, y está escrito, que Tigres no echaría todos sus huevos en la canasta de este torneo. Eso me lo contó mi Judas, porque así lo veía.

No menos de 5 veces les repetí que se la llevaría tranquilo, que no le apostarían, y así sucedió, pero terminaron cayendo en lo mediocres, mezquinos y ridículos.

Si Tigres hubiera llegado a este partido sin opción de clasificar y pierde igual 3-1, diríamos que es un fracaso, eso sí, porque los mediocres rivales fueron menos malos.

Pero lo que lo potencia mucho más que un fracaso, muuucho más, algo altamente ridículo y extravagante, es que tuvieron en sus manos clasificar ganando al Zacatepec... ¡y perdieron!

No sé si me explico. Peooor se vieron porque dependía de ellos clasificar, señores, y no lo consiguieron.

Síganle...

Así pa' qué

Tardé un buen rato en esperar a ver quién me picaba el anzuelo de whats.

Le escribí a tres jugadores (jajaja, los únicos con los que tengo contacto. No más), uno que está en los entrenamientos sin ser del equipo y a uno de pantalón largo.

Tres en visto con la palomita azul y sin decir ni "pío". No quisieron hablar. No me pelaron.

Otro ni entregado el mensaje. Una sola palomita gris. Lo apagó, tal vez.

Y uno lo vio y contestó. Pero para lo que dijo, mejor ni se hubiera molestado.

"Mañana te cuento", y no volvió más.

Lo que sí supe el lunes por la tarde, mientras buscaba información del juego del Atlas, es que el plantel sí deseaba ganar y clasificar, lo que habla peor de ellos.

Porque deseando ganar, y perder, no hay nada con qué se puedan defender.

¿Qué va a pasar?

Este fracaso (a la quinta potencia) sólo se puede olvidar si en diciembre levantan el título de Liga.

Si Tigres no lo consigue estaría viviendo el año, desde que el señor Ricardo Ferretti de Oliveira llegó al cargo, con más fracasos.

En este 2017 ya perdió una Final de Conca (en abril, ante Pachuca), una Final de Liga (en mayo, ante Chivas), no clasificó ni a Octavos de Final en la Copa (septiembre) y si no gana la Liga, no digo si no llega a la Final, no, si no gana la Liga, se consumaría el peor año en esta nueva era de esta directiva y timonel.

El futuro inmediato pende de un hilo:

Quedas campeón de Liga... y nadie se acordará de este ridículo de anoche.

No quedas campeón de Liga... y serán aún más ridículos, muuucho más.

Ése es el precio de ser un equipo importante y caro.

¿Quieren que no se les juzgue así?, vuelvan a ser el mediocre que dirigía Daniel Guzmán y comandaba Santiago "Chagui" Martínez.

¿Fracaso?

Insisto, eso déjenselo a otras veces que no han quedado campeones.

Lo de ayer y lo de esta Copa MX es mucho más que eso.

No fracasaron, Ricardo, no... es algo peor, a lo que no le encuentro el calificativo.

'Amar a Dios...'

Los que sí son triunfadores y donde está pasando algo verdaderamente fascinante, es en Cleveland, con los Indios.

Como lo he dicho en repetidas ocasiones, a mí me gusta más el beisbol que el futbol, y no se diga el de las Grandes Ligas.

Pues resulta que los Indios de Cleveland llegaron anoche a 20 triunfos consecutivos en la temporada.

Para que vean qué tan difícil es hacerlo, aquí les van unos datos que reflejan cada cuando sucede esto.

El equipo con el récord de todos los tiempos (114 años de historia) de más ganados de forma consecutiva son los Gigantes de Nueva York (ahora de San Francisco), quienes en 1916 (hace 101 años) ganaron 26 juegos seguidos.

Luego los Cachorros de Chicago (21 triunfos al hilo, en 1935); después los Atléticos de Oakland (20, en el 2002) y ahora los Indios, que anoche llegaron a su victoria 20 de manera consecutiva.

Los Indios reciben hoy por tercer día consecutivo a MIS mediocres (esta temporada) Tigres de Detroit. Ganarán los 3 partidos de la serie, lo que quiere decir que esta noche estarán implantando un récord de todos los tiempos en la Liga Americana y empatando el segundo lugar en todas las Grandes Ligas, que data de hace 82 años.

Y para no alargarme, si sigue con este paso, estarán llegando a 27 triunfos, lo cual rompería el récord de todos los tiempos, el jueves 21 de septiembre (fecha por demás hermosa) al jugar el tercer partido de la serie en Anaheim.

¿Lo conseguirá?

"¡Los rivales de Cleveland saben lo que es amar a Dios... en tierra de Indios!".

San Cadilla.

13/09/17.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios