domingo, 17 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Norte | 17-09-2017



¡ARRIBA EL MONTERREY!

Primera vez

Un día como ayer, pero de 1989, en el hoy casi extinto Estadio Tecnológico se dio un grito muy especial.

A pesar de que era 16 de septiembre no fue ni "¡Viva Hidalgo!" ni "¡Viva Morelos!" ni "¡Viva Allende!" ni "¡Viva Matamoros!" ni mucho menos "¡Viva J.I. Ramón!".

Por primera vez, la afición del Monterrey cantó a coro ¡"Arriiiiba el Monterrey, arriiiba el Monterrey, arriiiiiiiiiiba el Monteeeeerreeeeey, Mooonterrey!".

Ese día antes de un partido contra el Necaxa, los poco más de 35 mil aficionados que asistieron al Tec recibieron una especie de triptico en el que venía escrito el estatuto de lo que debía ser el Club de Futbol Monterrey.

Se trataba de la letra del Himno del Monterrey, escrito por el español Luis Aguilé, quien también cantaba trepado en la azotea de la Torre Ábaco el inolvidable: "Por eeeso y muuuchas cooosas mááás, veeen a miii caaasa esta Naviiiidad".

Fue hace tanto tiempo, que lo que hoy es Valle Oriente lleno de lujosos y espectaculares edificios era sólo un gran terreno baldío. Plaza Fiesta San Agustín vivía sus primeros días.

La torre Ábaco, hoy con otro nombre, ahora pasa desapercibida, es una más, no así el himno que nació en aquella época.

En casete

Hoy, el Himno del Monterrey lo podemos escuchar con buscarlo en smartphone en YouTube, estemos donde estemos.

Cuando fue estrenado, tenías que comprar el casete en 5 mil pesos (de aquellos tiempos) y traía tres versiones, una cantada por Aguilé, otra en coro (la que todos escuchan) y una instrumental. Así lo ponías en la "greibor" en el porche antes de irte al juego y en tu trayecto en el camión. Es más, hasta podías ponerlo en la tribuna. Era cuando la raza escuchaba por radio los partidos en pleno Tec o Uni.

No como ahora, que llevan el teléfono para subir fotos al Face o estar en algún chat bueno para nada del WhatsApp.

Bueno, a pesar de tanta modernidad y superficialidad que impera en los estadios regios, el Himno del Monterrey ha perdurado, es el favorito de la afición Pandi, que lo canta con tanto orgullo como los seleccionados italianos entonan su himno antes de un partido de Eurocopa o Mundial.

Ese orgullo es inspirado por la letra, en la cual exhorta a los valores y curiosamente no menciona la palabra futbol.

"Yo no menciono la palabra futbol en el Himno del Monterrey, sin embargo, está dedicado al futbol y a los que juegan al futbol. No es necesario... porque hablo del interior, del alma, de lo que tiene que ser el deportista", explicó Aguilé en el 2004.

"Para mí tiene dos o tres frases muy bellas, que son un hallazgo como 'hacer de nuestros hijos deportistas, que honren a su club y a su nación'", también resaltó Aguilé, quien falleció el 10 de octubre del 2009, dejando un gran legado.

Y es que ese himno fue pionero, en ese entonces sólo el América tenía. Y no es casualidad que sean los únicos que han trascendido, porque Chivas, Santos, Cruz Azul y hasta Necaxa con su "¡Fueeerza Raaayos!" lo intentaron, pero no pegaron.

Bandera de ilusión

En 1989, con los hermanos Manuel y Jaime Rivero tomando el mando del Club de Futbol Monterrey tras 11 años de Fernando Olvera como presidente, la ilusión era iniciar una nueva era en el equipo y el himno era parte importante del proyecto.

Ábaco, de Jorge Lankenau, era ya un gran patrocinador del equipo, lanzó una quiniela en la que si acertabas a todos los resultados del Monterrey en la temporada 1989-90 te llevabas 35 millones de pesos.

Félix Cruz y Mario Díaz eran los grandes refuerzos y aún esperaban la llegada de Germán Ricardo Martelotto, pero como se complicaba su fichaje, el técnico Pedro García declaró que no se volvía loco por su llegada. (No sabía lo que decía).

Parte de esa renovación tenía la intención de dejar el Estadio Tecnológico por el Universitario, al que en ese entonces le cabían 50 mil aficionados. Como no se dio la mudanza, el Club decidió aumentar el precio de los boletos y no pidió permiso al Municipio de Monterrey, como se debía hacer en aquella época, y recibieron una multa de 5 millones de pesos por parte del entonces Alcalde, Sócrates Rizzo (¿el dinero qué se hizo?).

La multa no dolió tanto, porque la taquilla de la Jornada 2 ante Necaxa fue de 300 millones de pesos. Nomás ahí ganaron los Rayados, porque en la cancha triunfaban con gol de Missael Espinoza al minuto 74 y terminaron empatando 1-1 con tanto de Wilmar Cabrera al 80'.

Otro que quería renovarse por aquellos años era Francisco Javier Cruz. Venía de una mala época tras su paso por el Logroñés de España y dijo que para cambiar su imagen ya no quería ser apodado "El Abuelo", y en una convocatoria ante la afición llegaron 2 mil 500 opciones de apodo y eligió "El Quirry", enviado por la señora Elisa Medina García, quien había perdido un hijo que así era conocido.

El apodo obviamente no se quedó, pero el Himno del Monterrey sí.

PD: ¡Por eso arriiiba el Monterrey, arriiiba el Monterrey, arriiiiiiba el Monterreeeeeey, Moooonterrey! Y si no, fíjense en la tabla general.

En las redes de Sanca

Lo mejor deTwitter

@ArturooSieerra
"Nuevo eslogan de Monterrey antes de cada partido".

@Carlos_Segovia7
"Ya está dicho en Rayados, aquel que falle un penal, más tarde meterá el gol del triunfo. El partido pasado le tocó al Pato ahora Funes Mori".

 @YoElPlanner
"Vamos a clasificar en la Jornada 10".

@josemolinamty
"Tres puntos más y clasificados, le duela a quien le duela, ah y además en Octavos de Copa. Vamos por el doblete, ya nos toca".

@BetoVillarreal
"Sacar hoy a Funes Mori y meter a Benítez, no sería exhibirlo. Simplemente es merecido. No anda bien".

@GLongoriaE
"La hinchada quiere gritar goooooool... Y Funes Mori lo erró".

@LittleCubes
"Lo que pasa es que el Atlas se puso la verde del Zacatepec".

@Rsescamilla
"Pregunta de los 64mil: Al llegar a la Final, e irnos a penales, cincho que perderíamos, ¿o qué....?".

@Al_rayado
"¿Dónde estás Pirata Castro?".

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios