miércoles, 6 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 06-09-2017



De tormentas a tormentas

Lo único bueno de la tormentosa visita del Celaya a la Capital para su duelo ante Pumas tras el cual quedó fuera de la Copa MX, fue que no se regresaron con el bolsillo vacío.

Después de que la fuerte lluvia no los dejara jugar el compromiso el jueves como estaba estipulado y éste se moviera hasta el domingo, los Toros se vieron obligados a quedarse en la Ciudad de México un par de noches más de lo planeado, pero para su fortuna, la directiva cajetera no tuvo que hacerse cargo de los gastos que ello implicó.

Como dicta la norma, y según me dijeron por ahí los meros meros astados, los Pumas se aventaron el desembolso e incluso les abrieron las puertas de La Cantera para que pudieran entrenar; con eso de que este torneo la directiva auriazul anda cuidando la lana con todo, seguramente no le cayó mucho en gracia el "milagrito" de Tláloc.

Pero como no hay mal que por bien no venga, el hecho de no haber tenido que pagar la estadía le cayó tan bien a los directivos guanajuatenses que le pagaron el camión a los aficionados que hicieron el viaje el jueves y ahí mismo en el Olímpico Universitario, el dueño del club, Marcos Achar, les invitó unos tacos de canasta (o sudados como dicen ellos) a la banda cajetera para que se fueran con la panza llena aunque el corazón no tan contento.

Desfile en la Cantera

Con todo y que ayer ratificaron a Sergio Egea para mantenerse en el timón de Pumas hasta el final del torneo, eso no evitó que en días recientes hayan pasado por las oficinas felinas un par de entrenadores.

El primero fue nada más y nada menos que Leonardo Cuéllar, que tiene invictas a sus pupilas de América en la Liga Femenil y que aprovechó que su equipo se enfrentó este fin de semana a las chicas de Pumas para visitar unos días antes la Cantera y así poder ver el desempeño de las universitarias.

Sin embargo, Cuéllar no sólo estuvo en las gradas como espectador, también rodeó la cancha de la casa universitaria para darse una vuelta por allá donde el presidente tiene su oficina. Hay que recordar los orígenes felinos de Cuéllar, perfil de técnico que sin duda no caería mal a los aficionados.

El oooootro que anda oliendo a puma es Rafael Puente del Río, el actual estratega de los Lobos BUAP, que incluso alcanzó la cima de la clasificación con un equipo que tiene un plantel cortito (así como otros). El muchachón se paseó curiosamente por Ciudad Universitaria en el duelo de Copa y éste sí ni si quiera tuvo el pretexto de que su equipo se mediría fechas después con los felinos, pues ya los enfrentó en la Fecha 3.

Con eso de que Egea ya tiene el voto de confianza hasta noviembre, no me extrañaría que el desfile de entrenadores se extienda igual.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios