jueves, 7 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 07-09-2017



Heridas de guerra

Víctor Zúñiga no fue el único jugador de Cruz Azul que sufrió físicamente en el encuentro de Copa ante Tigres de la semana pasada, en el que se dio tremendo golpe en la cabeza que lo obligó a salir.

Otro celeste magullado fue Christian Giménez, quien se lastimó la nariz durante el cotejo y por ello, desde entonces, luce un coqueto parche en la zona.

El golpe fue tal que El "Chaco" tendrá que operarse, pero ha decidido que será hasta diciembre, pues si lo hace ahora puede perderse varios encuentros y por el buen momento del equipo prefiere no hacerlo.

Entonces la nariz del jugador tendrá que esperar, ahora roguemos, junto a Giménez, que no se lleve otro golpe, pues en una de esas le termina afectando más y ahí sí será baja, aunque no quiera.

El 'Maestro Fregoso'

En el culebrón televisivo de la vida de Lupita D'Alessio, esta semana le tocó el turno al "Maestro" Carlos Reinoso, quien a pesar de que pensó que iba a salir muuuy raspado en la obra semiautobiográfica de la cantante, resulta que fue todo lo contrario.

Para no herir susceptibilidades, en la miniserie le pusieron por nombre Héctor Fregoso al personaje que lo representó y ahí nos venimos a enterar de algunos secretos de la relación entre ambos, como el hecho de que fue Juan José Muñante, el habilidoso extremo de los Pumas, el que los presentó en una de las discotecas que acostumbraban frecuentar en los ya lejanos años 80.

Según cuenta la D'Alessio, desde que se vieron se produjo el flechazo y de ahí sobrevino una relación candente, en la que la cantante terminó por confesar que el ex técnico del América fue el gran amor de su vida.

Lo que le dio al traste a la relación fueron las infidelidades del "Maestro", que en aquellos años era un galán muy cotizado, combinado con los celos y lo posesiva que resultó la D'Alessio, quien hasta se dio el lujo de hacer una pausa en su carrera para seguir cada paso del entonces entrenador de las Águilas, hasta que terminó por asfixiarlo.

Pero bueno, imagínense qué pillo me salió el "Maestro Fregoso" que incluso Muñante, quien también era muy "ojo alegre", en varias ocasiones habló con él para pedirle que le bajara a sus conquistas porque Lupita estaba muy al pendiente de sus movimientos.

Otra joya que vimos en la pantalla fue la revelación de que la D'Alessio le debe al chileno uno de sus más grandes éxitos, pues cuando el entrenador anduvo en Brasil alistando la compra de Batata, escuchó una canción en portugués que le llegó al alma y la trajo en cassette para que la cantante la grabara. Ya traducida al castellano y con tremendo sentimiento de por medio, aquella melodía se transformó en la célebre "Mudanzas", aquella que hasta el más millennial de los millennials ha escuchado al son de "Hoooy voy a cambiar".

Durante varios años vivieron en casa de Reinoso, que la temperamental mujer destruyó a batazos cuando terminó con el chileno.

Mail: san.cadilla@reforma.com 
Anuncios