martes, 12 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 12-09-2017



Cuando pase el temblor...

El jueves por la noche, cierto equipo de futbol tuvo el infortunio de ser el único de la Liga MX que padeció el sismo lejos de casa, concretamente en la ciudad de Puebla, donde realmente la pasó mal...

Me contaron que a ese equipo lo agarraron aquella noche papando moscas cuando se empezó a estremecer la tierra, sobre todo porque en el club había varios jugadores y miembros del cuerpo técnico que no habían pasado por una experiencia de este calibre.

Así que, como bien podrán suponer, pues el sustazo para los españoles (ups, se me salió decirlo) fue grande al sentir el sismo de 8.2 grados en la escala de Richter y todavía más cuando les explicaron que estas cosas solían pasar a cada rato en nuestro País.

Eso sí, en cuanto acabó el caos por la sacudida, les llevaron su bolillito y todos se reportaron con sus respectivas familias.

La gente de Cruz Azul se dio a la tarea de pasar lista de presente, no fuera ser que algún argentino ya anduviera con pasaporte en mano para dejar México, como alguna vez le pasó al América, aunque con el nivel que traen ciertos personajes en La Máquina, seguramente no faltó a quien le habría gustado que emularan al "Ruso" Brailovsky. ¡Ay, ya hablé otra vez!

Los tiros de esquina

Con lo súper detallista que es Rodrigo Ares de Parga para exigir lo máximo a todos los miembros de su equipo, desde quien abre la puerta en La Cantera hasta su estrella Nicolás Castillo, no entiendo cómo es que David Cabrera sigue apareciendo como titular de sus maltrechos Pumas, ya no por cuestiones que pueden ser subjetivas como la actitud y la disposición -que no se le ve mucha que digamos al contención al que todavía presumen como "canterano" a sus 28 añotes recién cumplidos-, sino que podemos hablar de cosas bien puntuales.

El domingo, la afición felina casi sufre de una úlcera cuando el angelito con el número 7 no sólo cobró un tiro de esquina de pésima forma, sin fuerza, débil y que encontró la cabeza del primer zaguero de Xolos, nooo, lo hizo ¡dos veces idénticas! y lo peor es que fueron prácticamente una seguida de la otra.

Al siguiente córner que le tocó a este contención, que fue regresado por Morelia en este torneo tras 15 minutotes jugados en todo el Clausura 2017, la gente de plano empezó a gritar que regresaran a Joffre Guerrón al campo, porque el ecuatoriano al menos llegaba los cobros al centro del área.

Alguno prefirió reirse para paliar la miserable tarde que estaba pasando en CU, pero creo que desde donde haya visto el juego, Rodrigo Ares, seguramente no le halla nada de chistoso a estar pagándole con puntualidad a un futbolista por cobrar tiros de esquina y que ni siquiera los llegue al área.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios