viernes, 29 de septiembre de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 29-09-2017



Hábil fuera de la cancha

Pues ahora que ya le descongelaron tres cuentas al eterno capitán de la Selección Mexicana, Rafa Márquez, muchos se preguntarán ¿y cómo le hacía para vivir y tener un poco de lana para sus gastos de cada día? ¿se la pasaba pidiendo prestado a sus conocidos?

Ya me comentaron que para tener un poco de liquidez, el defensa del Atlas se las ingenió de una manera tan hábil que hasta parecía jugador de medio campo hacia adelante, de esos que driblan a los rivales, en este caso a las restricciones que había para tocar el dinero que está en sus cuentas.

Resulta que la clínica de rehabilitación física en la que es inversionista, la que está en Guadalajara y que incluso salió a relucir como una de las empresas vinculadas con el presunto lavado de dinero que mencionó el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, fue su salvavidas durante estos días, al menos una fuente básica para tener billetes en la cartera.

Sucede que apenas intervinieron las finanzas del jugador, el lugar no cerró, pero comenzó a cobrar todos sus servicios exclusivamente en efectivo, ya que tampoco podía ingresar dinero a las cuentas de Rafa, así que la gente que a pesar del escandalazo optó por seguir frecuentando el lugar, pues tuvo que olvidarse de los cheques y el plástico, y hacer sus pagos con papel moneda o pura moneda, según el caso, lo que sirvió para que Márquez tuviera liquidez y así pagara a su vez en efectivo lo que podría consumir cada día.

Así se las ingenió el ex del Barcelona, que así tan acorralado ya no estuvo, y ahora ya respira un poco más al abrirse tres cuentas en territorio mexicano. Dinero, no le faltó en las últimas semanas.

Les vino bien

Más allá de que les dolió en serio la estrepitosa la caída 4-0 ante Pachuca, al interior del plantel celeste existe el sentimiento de que esta derrota llegó en el mejor momento posible.

Me contaron por ahí que los jugadores, lejos de desmoronarse tras perder ante los Tuzos, tomaron esto como una llamada de atención importante y más de uno consideró que mejor así y no cerca del final del torneo, cuando pueden estar peleando por un lugar en la Liguilla.

Además, el invicto le gustaba al plantel celeste, pero le interesa más sumar puntos y por ello saben que habrá mucho que mejorar.

Eso sí, están conscientes de que no se pueden echar en la hamaca si desean que La Máquina retorne a la Fase Final después de tres años de ausencia.

Habrá que ver si este doloroso golpe que sufrieron el pasado miércoles en el Estadio Hidalgo servirá de algo.

¿Pagará Pumas los platos rotos el domingo en La Corregidora de Querétaro?

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios