lunes, 18 de septiembre de 2017

Competencia rayada



Por: Mario Castillejos | 18-09-2017

Paulatinamente, los rivales han orillando al Monterrey a tener la pelota.

Frente al Necaxa, por ejemplo, los 56 trazos teledirigidos fueron mezclados con más tenencia del balón, al grado de ligar 178 pases al ras del pasto.

Siete días después, tan pronto el "Profe" Cruz se topó con la solitaria anotación, los visitantes obligaron al Monterrey a disminuir los pelotazos a sólo 33 de los 416 intentos para combinar la pelota.

El equipo de Mohamed sigue sobradamente invicto. Y no obstante que el resto de los competidores ya se percataron de lo letal que es su futbol directo, aun no se topan con alguien que los pare. Como diría el entrenador holandés Frank de Boer: "un pase bueno, lleva mensaje".

Y si bien es cierto que después de los primeros desenfrenados 30 minutos, el Atlas les restó brillo permitiéndoles sólo seis disparos en la segunda mitad, defensivamente el equipo sigue jugando de forma implacable. De hecho, las cinco anotaciones recibidas en estos nueve partidos, ya es un récord dentro de la institución rayada.

¿Hasta dónde llegarán? Qué buena pregunta, pero a diferencia de otras ediciones, ahora veo una competencia importante en casi todos los puestos, porque la sólo aparición de Molina en la central nos refrescó la memoria para calcular que dentro de las inconveniencias del 9/9, hasta el portero Carrizo puede desbancar a Hugo González sin trastocar el arsenal ofensivo rayado y respetando a Vangioni y Stefan Medina en los laterales.

Los seis puntos de ventaja con el segundo lugar en la tabla general les dan un muy cómodo colchón para enfrentar la Copa con los titulares y dosificar cuando sea necesario en la Liga.

Ahora, el enemigo es el exceso de confianza, la relajación, el creérsela. Ahora es cuando realmente empieza el trabajo de Mohamed. Primero, internar con todo en la Copa, luego, amarrar el liderato general para tener al equipo en el punto justo de cara a la Liguilla.

Doblete señores, doblete, porqué no.

Del otro lado de la Ciudad están pasando cosas raras. Once goles recibidos en nueve juegos de Liga con la siguiente tendencia: América les metió dos, Lobos dos, Zacatepec tres y Morelia también. Esto es atípico, como también lo es para Tigres liderar con 18 tantos la clasificación ofensiva.

Y no se desgasten buscando a un jugador como el culpable, cuando el asunto pasa por lo colectivo, porque de entrada, juegan muy distanciados entre líneas y defensivamente son obesos.

El concepto de jugar en bloque, desapareció. Y el problema se origina cuando le dan profundidad al ataque, porque es ahí donde están mal parados para las transición a defensa.

¿No cree usted?

PD. "El éxito no se logra con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, método y organización" J.P. Sergent.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios