lunes, 18 de septiembre de 2017

Nomás no le hallan



Es extraño ver a los Tigres recibir 11 goles en ocho partidos y también es raro que no hayan repetido alineación.

Quizá ese sea el factor para que el equipo de Ricardo Ferretti haya perdido el orden defensivo acostumbrado desde que volvió al timón felino en el Apertura 2010.

Recibir tres goles del Morelia tres días después de que el Zacatepec también les hizo tres provocó que "Tuca" declarara que su defensa está jugando de manera "criminal".

El que la zaga se haya portado mal puede deberse a que entre el cambio de sistema, lesiones y decisiones tácticas, el técnico auriazul ha batallado para encontrar su once.

En los ocho partidos que llevan disputados, sólo Nahuel Guzmán y Javier Aquino han sido titulares en todos.

Del resto, ninguno ha podido repetir en el cuadro inicial. Algunos por lesión como Juninho o Jorge Torres Nilo y otros por decisión como André-Pierre Gignac, Eduardo Vargas o Jürgen Damm, mientras que Hugo Ayala y Jesús Dueñas se perdieron el arranque del torneo por estar en Copa Oro.

En el parado del equipo, el "Tuca" ha pasado del 5-3-2 de las primeras tres fechas, al 4-4-2 y 4-4-1-1 y 4-3-3 de la Jornada 4 a la 7 y en ésta última, la 9 contra Morelia, volvió al 5-3-2. La Fecha 8 no jugó porque se canceló contra Atlas.

Estas modificaciones son raras en Ferretti y refleja un intento por modificar sus variantes en busca, seguramente de ser menos predecible para sus rivales.

Es muy probable que estos cambios estén afectando a su defensa que durante años ha demostrado ser una cortina de acero, y hoy parece ser una más de la Liga MX recibiendo goles por el centro o en táctica fija.

El sábado, el equipo recibe al Veracruz que tiene el tercer peor ataque del torneo, con apenas ocho goles a favor, así que podría volver algo de calma.
Anuncios