sábado, 30 de septiembre de 2017

Que lluevan goles



La probabilidad de goles en el Uni para esta noche es alta, pero también de lluvia.

Los Tigres tienen una racha de 22 partidos consecutivos haciendo al menos un gol, ya sea en Liga, Liguilla, Copa o Campeón de Campeones, sin embargo, también existe un 51 por ciento de que haya tormenta eléctrica, sobre todo en el segundo tiempo.

Con esa idea en la mente acudirán los aficionados felinos esta noche al Estadio Universitario, cuando a las 19:00 horas los felinos recibirán a unas Chivas que padecen días tormentosos, muy lejos a los que vivía en su última visita como finalista.

En la reedición de la Final del torneo pasado, los felinos se presentan como cuarto lugar, con 16 puntos, con un partido menos que los rojiblancos, que marchan en el lugar 14 con 9 unidades.

Y si los Tigres tienen el mejor ataque del Apertura 2017 con 19 goles anotados, las Chivas vienen con uno de los peores al anotar apenas 10 tantos, sin embargo ya cuentan con Alan Pulido, al menos en la banca.

Pulido fue el verdugo de los auriazules en la Final, así como André-Pierre Gignac lo ha sido las tres veces que se ha topado con el Rebaño en el Universitario, pues en todas les ha marcado gol.

Por eso la visita de los tapatíos se presenta como una buena oportunidad para que el francés mejore su actual cosecha, pues suma apenas dos anotaciones, aunque en este torneo Tigres no depende únicamente de su cuota, ya que Enner Valencia aporta seis, Eduardo Vargas cuatro y Javier Aquino tres.

Se espera que el técnico Ricardo Ferretti repita en el frente de ataque a la VVG, como sucedió el martes en el triunfo por 1-0 en Tijuana, donde los mantuvo casi todo el partido en la cancha.

A "Tuca" le gustó el sacrificio que mostraron Valencia, Vargas y Gignac para ser los primeros defensores del equipo, algo que había apuntado como clave para que regresara el equilibrio al equipo.

En medio también repetiría el tridente formado por Rafael Carioca como contención, acompañado por Jesús Dueñas y Javier Aquino como interiores, por derecha e izquierda, respectivamente.

Esa sería la fórmula que "Tuca" aplicaría para pastorear a un Rebaño que no gana en el Uni desde el Bicentenario 2010, cuando el brasileño todavía no volvía al timón felino.

Claro, si la lluvia lo permite.
Anuncios