miércoles, 27 de septiembre de 2017

Tienen feliz desvelada



Los Tigres domaron a los Xolos esta madrugada y consiguieron su primer triunfo como visitante.

Nahuel Guzmán se lució en la meta felina y gracias a un gol de Eduardo Vargas, la afición despertó con una alegría, tras el 1-0, en partido que terminó a la 1:12 horas de hoy, tiempo de Monterrey.

La victoria tiene un gran mérito para los felinos, porque se trata de la primera en calidad de visitante y el equipo amaneció en el tercer lugar del Apertura 2017, con 16 puntos en la tabla general.

Además, el triunfo en patio fronterizo le significó a los Tigres colgar el primer cero jugando a domicilio para calmar un poco las aguas turbulentas que acusaban a su defensa.

Con línea de cuatro zagueros atrás y con Jesús Dueñas y Rafael Carioca en la cintura del equipo, el técnico Ricardo Ferretti batalló para encontrar el equilibrio que los distingue, sobre todo en el primer tiempo.

La oncena del "Tuca" tuvo la primera de gol al minuto 5 cuando Enner Valencia puso un centro a la cabeza de André-Pierre Gignac, quien quiso clarear, sin embargo, un lance de Manuel Lajud evitó el gol felino.

Pero a partir de ahí, el juego se disputó en media cancha; Xolos quería, pero no encontró la manera, mientras que Tigres simplemente no podía.

Fue entonces que después de media hora de juego, Xolos armó la mejor jugada del partido; Gustavo Bou, de taquito, habilitó a Miller Bolaños, pero la pierna salvadora de Nahuel frustró las intenciones caninas.

Al 32' de acción, Enzo Kalinski buscó las espaldas de la zaga felina y encontró a Bou, pero éste en su intento de clarear el balón a Nahuel salió apenas arriba del arco.

Xolos acabó mejor la primera parte, pero no lo reflejó y en el complemento los Tigres aprovecharon la primera que tuvieron para marcar el rumbo del juego.

Al 52', Aquino envió un centro al corazón del área en donde Vargas la prendió de volea para el 1-0 definitivo.

Xolos tuvo el empate en los botines de Bou, pero desperdició un mano a mano con Nahuel e Ignacio Malcorra estrelló en el travesaño un tiro libre, que fue lo más cerca que estuvo Tijuana de igualar.

Tigres despertó de visita y lo hizo gracias a una desvelada.
Anuncios