sábado, 21 de octubre de 2017

A ganar y gustar



Los Tigres ganan, pero no divierten, y su afición ya se los hizo saber.

Tras los abucheos del pasado martes a pesar de que derrotaron 1-0 al Veracruz, los felinos esperan reconciliarse con sus seguidores cuando reciban al Toluca a las 19:00 horas en el Estadio Universitario.

Para cumplir con el deseo de los "incomparables", primero deberán espantar a uno de sus "cocos", pues ya son cuatro visitas de los Diablos en las que los auriazules no logran anotar gol.

En su última visita los escarlatas hicieron la maldad de llevarse el triunfo por 1-0, con un tiro libre de Rubens Sambueza ante el novato Aarón Fernández, quien jugó en ese duelo de la Jornada 5 del torneo pasado ante las lesiones de Nahuel Guzmán y Enrique Palos.

La afición felina no festeja en casa un gol de los Tigres ante Toluca desde el Apertura 2014, cuando el equipo no tenía el poderío ofensivo que presume en este torneo. Esa anotación fue la de Damián Álvarez al minuto 91 de la Jornada 17 cuando se ganó 2-1 para obtener el pase a la Copa Libertadores 2015.

Ese torneo internacional trajo a Tigres a André-Pierre Gignac, pero el francés no ha podido hacerle gol al Toluca en las seis ocasiones en las que lo ha enfrentado.

De los actuales clubes del torneo, tampoco le ha marcado a Necaxa y Lobos BUAP, pero los ha enfrentado apenas dos y una vez, respectivamente.

El sexto enfrentamiento del galo ante los Diablos se da cuando apenas lleva tres goles, en lo que es su peor cosecha desde que llegó a los felinos. Además, los Tigres han batallado con el gol pues sus recientes tres victorias fueron por 1-0.

En este torneo, el Toluca no ha ganado en seis salidas y en tres de ellas ha empatado sin goles, con Chivas, Cruz Azul y Santos. Con Rayados perdió 4-1 y con Pachuca empató 2-2 el pasado miércoles.

Además de divertir, los de Ricardo Ferretti buscan mantenerse en la parte alta de la tabla en la que marchan en sexto lugar con 22 puntos, por 23 de los de Hernán Cristante, que se presentan en cuarto puesto.

Para lograrlo deberán tener más precisión en la mitad de la cancha, porque el martes se perdieron demasiados balones, sobre todo Rafael Carioca, pero tuvieron la fortuna de que los Tiburones no los aprovecharon.

Hoy tendrán a un ataque más organizado, pues los Diablos se presentan con Pedro Canelo y Fernando Uribe con cuatro y seis goles, respectivamente.

El reto será frenarlos para colgar su cuarto cero en los últimos cinco partidos, aunque el principal objetivo será en el arco rival, porque su afición quiere cambiar los abucheos por gritos de gol.
Anuncios