jueves, 26 de octubre de 2017

Columna San Cadilla Mural | 26-10-2017



La jugadita

Estaba ayer Rafita Márquez con su pitching wedge en la mano para jugar el Hoyo 6 del Las Lomas Country Club, ese par 3 muy cortito, cuando sonó su teléfono celular.

El grupo de jugadores, entre quienes se encontraba el profesional tapatío Carlos Ortiz, detuvo la jugadita y de inmediato vieron cómo la cara del zaguero se iluminó.

No era para menos: del otro lado alguien le estaba dando la noticia de que la OFAC había expedido un documento en el que manifestaba no tenía inconveniente en que Márquez desempeñara su trabajo -en este caso jugar al futbol- por lo que aventó los bastones y se lanzó a la concentración de los Rojinegros.

Ya les he contado, mis queridos amiguitos, que esta entidad gringa no es ninguna autoridad deportiva como para decidir quién juega o no, pero Atlas -y la televisora que está detrás del equipo- querían este papelito con carácter de "no prohibitivo para personas mexicanas" que les diera la tranquilidad para evitarse problemas con el Departamento del Tesoro de EU.

Así que Rafa, con una sonrisa de oreja a oreja, se apersonó en el hotel de conocida plaza comercial de Providencia con toda la ilusión de un novato.

¿Qué sigue?

Es un hecho que el señalamiento esencial de EU, el de haber lavado dinero para Raúl Flores "El Tío", continúa... y que faltan muuuchos meses para poder librarlo. Pero ahora Márquez puede enfrentar este proceso en EU con la tranquilidad de seguir jugando, que lo tenía desesperado.

Los alegatos con las entidades estadounidenses pueden tomar años, aunque en México el panorama pinta más esperanzador. Es cuestión de tiempo para que la PGR le descongele todas sus cuentas.

En la Federación Mexicana de Futbol tomaron la noticia con sorpresa y alegría a la vez, pero no esperen tampoco que haya cambios.

"Rotaciones" Osorio ha estado en constante comunicación con Rafita, al grado de que, dándole su lugar de líder de ese vestidor, le platica y le consulta algunas cosas.

Sin embargo, el DT del Tri no lo va a contemplar para la gira por Europa, pues primero quieren verlo en actividad unos 3 o 4 partidos oficiales en México para conocer qué trae en el costal, porque a los 38 años ya no es un jovenazo que en unos cuantos días pueda ponerse en forma futbolística.

El pecado

A Jaime Lozano le ganó la novatez y aunque su carrera como DT no inició mal, conforme creció la presión al interior del grupo comenzó la grilla y se armaron los grupitos.

Un síntoma de que la nave se iba a pique fue el pleito que tuvieron Edgar Benítez y Erbin Trejo hace unas semanas. Sin importarles que todos los estaban viendo, estuvieron a punto de llegar a los golpes camino al vestidor.

Broncas como éstas no son inusuales, el asunto es cómo las gestiona el entrenador... y parece que Lozano trató de esconder el polvo debajo de la alfombra.

La división entre foráneos y mexicanos comenzó a hacerse más clara, pues los locales se quejaban de que los extranjeros no estaban poniendo la misma intensidad y que, en su afán de tenderle la camita al técnico, se llevaban al equipo entre las patas.

En pocas palabras, a Jimmy le faltó energía para sentar a algunos y leerles la cartilla a otros.

La maleta

Con muy poco, pero a Chivas le alcanzó para vencer al Atlas 1-0 en el Clásico Tapatío de Copa.

Increíble lo medroso de los Zorros en el primer tiempo, en el que Guadalajara fue el dominador; en el segundo, los rojinegros como que quisieron atacar, pero nomás no tuvieron con qué y los locales gestionaron con eficacia el rumbo del partido.

El proyecto de Matías Almeyda se despresuriza, mientras al "Profe" Cruz se le cargará la maleta con piedras. Así son los Clásicos, por eso hay que ganarlos como sea.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios