viernes, 20 de octubre de 2017

En Tigres respetan los abucheos



El reto para los Tigres siempre será agradar a su afición, por eso buscarán mejorar para darles satisfacciones y títulos, expresó Alejandro Rodríguez.

El presidente del cuadro felino dijo que el abucheo al finalizar el juego ante Veracruz fue una reacción espontánea y nada más.

"De que fue anormal, fue anormal, pero muy respetable, ellos pueden (abuchear). Yo cuando salí alguien me dijo: 'regáñelos', pero ganaron ¿cómo le hago?", señaló.

¿Usted cree que fueron merecidos los abucheos?

"Esto no es de juzgar si son merecidos o no, yo creo que es una reacción espontánea, así la quiero ver. Es una reacción que tuvo un sentimiento detrás y es muy respetable", respondió.

Rodríguez considera que el equipo va por buen camino y está armado para pelear pot el título.

"Yo creo que el equipo esta proyectado y formado para ser muy competitivo y para estar siempre peleando", afirmó.

"Ya todos los lesionados se han recuperado y se van a integrar, ya Damm está dado de alta, Sosa ya regresó, ya viene Zelarayán en una o dos semanas, entonces ya está. Creo que esta Liguilla va a estar sabrosa, ya no hay equipos débiles y nosotros no entramos a un torneo si no es para ganar el campeonato, si no para qué entramos".

Rodríguez recordó que antes de su llegada y la de Ferretti, muchos equipos venían a encerrarse y a tratar de que la afición presionara a los auriazules, algo que se ha ido erradicando.

"Nosotros estamos en el negocio de darle alegría a nuestra afición, creo que nosotros estamos muy ciertos que habrá personas que, aunque se juegue muy bien o aunque se gane, no van a estar a gusto con lo que ven en la cancha y ellos tienen toda la libertad de expresarse, nosotros respetamos eso, siempre y que se haga con una buena intención", expresó.

"Nuestra tarea es que ellos vibren con su equipo y que les de gusto que su equipo salga y dé una buena actuación, ahora bien, me remonté y antes de nuestra llegada en el 2007, 2008 o 2009 y los mismos entrenadores rivales te decían: 'vas a Tigres, pues enciérrate los primeros 30 minutos, róbales el balón, mete gente atrás y la afición los va a empezar a presionar y abuchear', pero eso se terminó".

"Le pedimos a la afición que entendiera en aquel entonces que peleábamos por un descenso, lo apreciamos mucho, ya son casi ocho años de esa época, hay nuevas generaciones y por lo mismo nosotros tenemos muy claro que los equipos contrarios vienen a cinco atrás y cuatro a 10 metros, más un delantero a la descolgada, estaba viendo el martes o miércoles un partido del Barcelona y estaba pasando exactamente lo mismo, no es explicación, ni valoración o excusa ni nada".
Anuncios