martes, 3 de octubre de 2017

Espíritu perdedor



"Por mi raza hablará el espíritu", reza el lema de la UNAM, pero a estos Pumas de la actualidad no se les ve ni alma.

Ubicados en el sótano de la tabla general, los Pumas pasan por uno de sus peores momentos en la historia y el llamado cuarto grande del futbol mexicano tiene resultados de equipo chico.

La goliza que les propinó el domingo el Cruz Azul en La Corregidora del Querétaro es una muestra de la crisis que vive el equipo.

Ya son siete partidos sin ganar, de los cuales seis han sido derrotas. El mal torneo ya le costó el puesto al técnico Francisco Palencia y ahora con Sergio Egea las cosas no cambian.

Su cantera ya no funciona, ni tampoco las figuras que han traído del extranjero como recientemente con la llegada de Nicolás Castillo, Joffre Guerrón o Marcelo Díaz.

Muy lejos han quedado aquellos históricos de Pumas como Evanivaldo Castro "Cabinho", Hugo Sánchez, Ricardo Ferretti, Manuel Negrete, Miguel España, Luis García, Alberto García Aspe, jugadores de los mejores años de los Pumas entre los 80 y 90.

Y más recientemente, Sergio Bernal, Darío Verón, Leandro Augusto, Jaime Lozano o Bruno Marioni, quienes vistieron la camiseta azul y oro con la entrega y calidad que hoy no existe en la plantilla.

Sus últimos títulos de Liga se remontan a los Clausuras 2009 y 2011 con "Tuca" Ferretti y Guillermo Vázquez respectivamente.

De ese último campeonato en 2011 ante Morelia, en los siguientes 12 torneos, la UNAM se ha quedado sin Liguilla en siete y en los cinco que clasificó en cuatro apenas llegó a Cuartos de Final y logró una Final, la que perdió contra Tigres en el Apertura 2015.

Y aunque es uno de los únicos dos bicampeones que ha tenido el futbol mexicano en los torneos cortos, aquel del Clausura y Apertura 2004 con Hugo Sánchez, en esa década fue lo único de los Pumas.

En los 90 ganaron un título en la 90-91 al América con aquel gol del "Tuca". Anteriormente fueron campeones en la 80-81 con Hugo Sánchez y también "Tuca" como pilares en la Final ante Cruz Azul y años atrás dieron la vuelta en la 76-77 contra la UdeG con "Cabinho" como estrella.

Hoy, el azul y oro no brillan, ni retumba la porra del "Goooya", hoy, simplemente los Pumas son el felino más inofensivo del futbol mexicano.
Anuncios