jueves, 26 de octubre de 2017

Ni hablar, Nahuel



Aunque aclaró que es de los que le gusta jugar los partidos y que acatará la decisión de la Liga, Nahuel Guzmán señaló que en el duelo ante Atlas se debió aplicar el reglamento.

El arquero de los Tigres consideró que se fue parcial en la decisión de reprogramar el duelo que se suspendió por una pantalla gigante mal colocada al centro de la cancha.

"En un futbol donde se trata de aplicar con dureza el reglamento se ha sido parcial. El reglamento siempre tiene cláusulas y letras chiquitas donde favorece o genera la duda, pero la letra grande habla de casos de fuerza mayor".

"Ha sido una situación bastante particular, hemos tenido también la suspensión de una de las semanas y se ha hecho difícil programar algunos juegos, pero creo que más allá de los deseos de las partes, o lo que quiera cada parte o partícipe de esto, hubiera sido justo aplicar el reglamento en la medida que fuera, sin la intención de beneficiar o perjudicar a nadie, simplemente aplicar el reglamento".

La próxima semana se jugará el duelo pendiente entre Tigres y Atlas, que se suspendió por la mala colocación de la pantalla del Estadio Jalisco, algo que debió considerarse una causa de fuerza mayor y se le debió acreditar a Tigres el triunfo en la mesa.

Guzmán señaló que, de tener la fuerza del gremio arbitral, él hubiese sido el primero en reclamar jugar el duelo.

"Si tuviéramos el respaldo que tiene el gremio de árbitros yo iniciaría un reclamos para no jugar el partido, pero bueno, no tenemos ese respaldo cuando alguno de los organismos que están más arriba de nosotros toman alguna decisión para reclamar, entonces acataremos con profesionalismo las decisiones de la Federación, de la Liga, de las autoridades que hayan decidido que el partido se juegue la semana que viene. Lo importante es la predisposición nuestra a jugar ese partido y seguramente también la de Atlas".
Anuncios