domingo, 29 de octubre de 2017

Se despejan dudas



Por: Carlos Bianchezi 'Careca' | 29-10-2017

Para mí, que vengo analizando el funcionamiento de los Rayados en los últimos partidos y que me inundaron de dudas, regresé ayer a mi casa con el sentimiento del deber cumplido. Siento que estaba cargado de razón.

Su enfrentamiento e imponente victoria frente al América, un parámetro confiable, aclaró muchas cosas, sobre todo, lo que tanto critiqué en las últimas semanas y les exigí que nunca lo perdieran y que no era negociable, la intensidad, ésa misma que vimos ayer de regreso en cada disputa del balón.

Su poca intensidad y su actitud soberbia al enfrentar adversarios de poca jerarquía se quedaron en el vestidor, y la gente seguro lo agradeció.

El Monterrey de ayer volvió a jugar como su afición merece, como superlíder y, sobre todo, como un equipo que pretende trascender en el torneo.

Con todas sus líneas trabajando equitativamente en la recuperación de la pelota, compactos como equipo, con la actitud individual adecuada y la muchas veces mencionada por mí, también recordada por Tony Mohamed, la ya famosa "intensidad" que nos mostraron del minuto 1 al minuto 90 me atrevo a ser tajante en decir: no hay equipo de la Liga MX que le gane a este Monterrey jugando así.

Un equipo concentrado en su objetivo, concentrado en no perder la forma defensiva y al mismo tiempo perjudicado por las muchas equivocaciones arbitrales, una de ellas que lo dejó en inferioridad numérica por casi 40 minutos, pero supo no sólo sacar el resultado, también evitar a que el poderoso ataque americanista les anotara.

Enhorabuena, aclaradas las dudas queda la esperanza de que los pupilos de Mohamed entiendan que ésa es la cara, la única cara del éxito y este Monterrey será tan exitoso como su actitud y la intensidad de su futbol lo permitan.

La combinación de la victoria de Tigres frente a Cruz Azul, lograda, otra vez, con poco o nada de convencimiento, y el regreso del futbol imparable de los Rayados, le dio a los regios un gran regalo: tenemos al 1 y 2 de la tabla de posiciones y podemos volver a soñar con una Final 100 por ciento regiomontana.

CASI COMO LES DIJE

Había pronosticado un Cruz Azul sin pies ni cabeza cayendo frente a Tigres, que se convertiría en el segundo de la tabla y que los regios asumirían el control de la Liga.

Pero no todo fue color de rosa y no todo salió exactamente como me imaginé.

Los Tigres ganaron y lo aplaudí por eso, pero su futbol aburrió e hizo dormir al más inquieto de los niños.

Si el Monterrey me quitó todas mis dudas, los Tigres siguen llenándome de inquietudes y conquistando más puntos de lo que su futbol ha merecido y me pregunto ¿hasta dónde los llevará este futbol?
Anuncios