jueves, 5 de octubre de 2017

Técnicos muy jóvenes



Por: Mario Castillejos | 05-10-2017

Seis de los 18 entrenadores en la Bundesliga aún no cumplen los 40 años de edad. Dos más, Pal Dardai (Hertha Berlín) y André Breitenreiter (Hannover 96) apenas han pasado la cuarta década, pero sin rebasar los 45 años que tiene el entrenador Heiko Herrlich, del Bayer Leverkusen.

El periodista del New York Times, Rory Smith, descubrió que, por lo menos en Alemania, el puesto de entrenador, tradicionalmente dominado por hombres en sus 50 y 60 años, sobre todo en equipos del tamaño de Leverkusen, dejó de ser una constante.

¿Por qué se está desmoronando el tabú "riesgo-edad"?

Smith desmenuza el fenómeno en su columna "Los entrenadores jóvenes reescriben la vieja regla", con los siguientes hechos:

La juventud ya no es un inconveniente, por lo menos en la revolucionaria Bundesliga, cuna donde la transformación se da primero.

Sólo en esta temporada, Sandro Schwarz, del Mainz, tiene 38 años; Manuel Baum (Augsburgo) y Alexander Nouri (Werder Bremen), 37, y Hannes Wolf, que ascendió al Stuttgart el año pasado, tiene 36.

Pero los dos ejemplos más extremos son Julian Nagelsmann, del Hoffenheim (equipo del Lic. Arturo Garza), y Domenico Tedesco, recién instalado en el Schalke.

Nagelsmann (30 años) y Tadesco (31) apenas el año pasado recibieron su carnet de entrenador en la Academia Hannes Weisweiler (sur de Colonia).

Nagelsmann fue el primero de ese grupo en recibir un trabajo en el Hoffenheim en el 2015, cuando apenas tenía 28 años, y 15 meses después clasificó a su club a la Liga de Campeones en su primera temporada completa.

La juventud no es lo único que une a esta generación. Y aunque Nouri y Schwarz tenían carreras respetuosas como futbolistas, no espectaculares, muchos de sus homólogos ni eso.

De hecho, Baum y Wolf sólo jugaron en inferiores, mientras que Tedesco y Nagelsmann jamás fueron futbolistas profesionales.

El director deportivo del Schalke, Christian Heidel, declaró que "ya no es tan importante si un entrenador ha jugado 300 partidos".

Los equipos de la Bundesliga utilizan cada vez más sus academias no sólo como un recurso para encontrar jugadores, sino también para descubrir entrenadores.

Buenos jugadores sólo se pueden producir con buenos entrenadores de desarrollo. Y todos los mencionados pasaron por ese proceso. Además, ellos tienen la ventaja de conocer a los que ahora dirigen en el máximo nivel.

Con este andar, Domenico, con 31 años, tiene 10 años de experiencia como entrenador.

Las nuevas generaciones de futbolistas demandan también una nueva generación de entrenadores. ¿No cree usted?

PD. Cuando la prensa arrinconó a Nagelsmann con el tema, respondió: "No sabía que tenías que haber sido un caballo para ser un jockey".

Enrique Meza, con 69 años, fue contratado ayer por el Puebla.

Lo escrito, escrito está.
Anuncios