viernes, 3 de noviembre de 2017

Clásico Regio desata polémica



El Monterrey clasificó el Clásico que se jugará el 18 de noviembre como "partido de alto riesgo" y el anunció dividió a los aficionados de ambos equipos.

Luego de que se hizo oficial que se activarán los protocolos de seguridad en el Estadio BBVA Bancomer decenas de aficionados se manifestaron en los medios sociales.

"Pues soy rayado, pero esas medidas están pésimas, le quitan lo bonito al futbol y la sana convivencia, por pseudo-aficionados", se quejó el seguidor albiazul Carlos A. González en respuesta al comunicado que lanzó el club con el anuncio.

El club confirmó que sólo entrarán los abonados con su nombre y fotografía impreso en el plástico, además de las restricciones por la vestimenta, por lo que no se permitirá el ingreso a quienes porten ropa con los colores o accesorios alusivos a los Tigres.

Una de las principales dudas de los abonados es cómo puede acudir un familiar o un acompañante que no sale actualmente en la foto del abono. Para esa situación, el club informó que el titular del plástico puede hacer el cambio de personalización.

Para ello deberá generar una cita en el sitio oficial del club y acudir con el interesado a tomar la fotografía. El cambio de personalización será sólo por esta ocasión, por lo que no se podrá hacer una modificación más de cara a la Liguilla.

Se aclaró que habrá un protocolo de seguridad alineado a las mismas disposiciones de seguridad para quienes obtengan un boleto de parte de los patrocinadores.

"Estadio de primer mundo, con gente de mentalidad tercermundista, segregación y discriminación, no hay otra forma de llamarle", escribió el aficionados de los Tigres, Agustín Pérez Jaune, en Twitter en respuesta al comunicado lanzado por el Monterrey.

"Dejen de llorar amigos Tigres, es el estadio de Rayados y como tal, son libres de decidir quién y cómo puede entrar", excusó la aficionada Diana Edith.

"Pero ¿no debería haber mejor seguridad? Lo comento como rayada. Creo que es un poco radical el no dejar a los hinchas de otro equipo ¿no?", opinó Catalina Natasha.

Cabe recordar que la decisión fue tomada a raíz de los hechos acontecidos en el último Clásico disputado en la casa de los Rayados, cuando se registraron 33 detenidos.

En su momento, la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol castigó con un partido de veto el estadio de los Rayados, pero la sanción fue levantada tras la apelación del club albiazul.
Anuncios