domingo, 12 de noviembre de 2017

Columna San Cadilla Mural | 12-11-2017



Un volcán en erupción

Líder de la Selección de Polonia, artillero del Bayern Múnich y considerado por algunos el mejor 9 en la actualidad, Robert Lewandowski pasó de la incertidumbre de no encontrar club a convertirse en la personificación perfecta de lo que es saber tomar una oportunidad antes de que sea demasiado tarde.

CON EL DEPORTE EN LA SANGRE

Con Krzysztof Lewandowski, ex jugador profesional en Polonia, e Iwona Lewandowska, campeona nacional de judo, el futuro de Robert Lewandowski (Varsovia, Polonia; 21 de agosto de 1988),estaba claramente inclinado a ser el de un profesional del deporte.

Cuando cumplió 9 años, "Lewy" se unió al club de su ciudad natal, el MKS Varsovia, donde jugó durante siete años antes de fichar con el Delta Varsovia, relación que sólo duró 12 meses, tras el interés de uno de los equipos más importantes por la joven promesa, el Legia Varsovia.

Todo parecía indicar el desarrollo de un talentoso jugador, sin embargo, tras jugar sólo una temporada con el equipo juvenil de los Militarians, fue liberado ya que el club lo consideraba demasiado delgado y aseguró que Lewandowski no tenía futuro como futbolista.

Con tan sólo 18 años, Robert pudo alejarse del mundo del futbol, pero decidió comenzar desde el fondo de la escalera y consiguió firmar un contrato con el equipo de Tercera División polaca, el Znicz Pruszkow. El delantero no tardó en demostrar el talento que yacía en sus venas, tras convertirse en el campeón de goleo en aquel torneo y contribuir en el ascenso del pequeño club de Mazovia.

No sólo se conformó con llegar a la Segunda División, sino que la siguiente campaña volvió a liderar la tabla de goleo y consiguió el boleto a la Ekstraklasa, como es conocida la liga polaca.

LO QUE PUDO SER

El Legia consideró volver a contratar al jugador que tuvieron en sus filas y aseguraron que no tendría éxito, pero finalmente decidieron no llevar a cabo tal negocio; ya que en ese entonces decidieron ir por otro artillero.

"¿Quién necesita (a Lewandowski) otro delantero cuando tengamos a Mikel Arruabarrena de Tenerife?", aseguró el director deportivo del Legia, Miroslaw Trzeciak, al ser cuestionado sobre la decisión de su club de incumplir la potencial recaptura del joven delantero.

Fue en ese momento que el rival directo del Legia, el Lech Poznan aprovechó la oportunidad de firmar al joven artillero, quien en su primera temporada en el máximo circuito anotó 14 goles, y su equipo finalizó en la tercera posición, además de conseguir la Copa Polaca.

En su segunda campaña, Robert anotó 18 goles y conquistó su primer título de goleo junto al campeonato de la Ekstraklasa, segundo título en 20 años para el Lech Ponzan en ese momento.

Su ascenso en Polonia no tardó en sonar en el país vecino, Alemania, específicamente en las oficinas del Borussia Dortmund, pero el equipo que tomó la delantera en las negociaciones en 2010 fue el Blackburn Rovers.

Los de Lancashire esperaron la llegada del ariete para realizar pruebas médicas y firmar su contrato tras finalizar las negociaciones con el Lech, pero Lewandowski nunca se presentó.

El 14 de abril de 2014, el volcán Eyjafjallajokull en Islandia fue el culpable de que el equipo inglés se quedara sin su delantero. Tras un estallido que provocó la cancelación de viajes aéreos en todo el norte de Europa, Robert decidió viajar por tierra a una ciudad más cercana y negociar un fichaje de tan sólo 5 millones de euros con el Borussia Dortmund.

LA ACTUALIDAD

La temporada 2010/11 fue el inicio del estrellato de un delantero al que se le aseguró que no triunfaría en el deporte y que su físico nunca estaría a la par de lo que pudiera desarrollar de técnica.

"Sus piernas eran tan delgadas. Le pedía que fuera al gimnasio y comiera más sandwiches de tocino", declaró Krzysztof Sikorski, el entrenador del equipo juvenil polaco MKS, con quien el delantero en cuestión tuvo grandes actuaciones durante gran parte de su infancia.

Cuatro temporadas en el Dortmund, 72 goles y dos títulos de Bundesliga, uno de Copa y una Supercopa son el legado que dejó Lewandowski en el equipo que aquel entonces era dirigido por Jürgen Klopp, antes de emigrar al Bayern Múnich.

Los números de "Lewy" hablan por si sólos, y la selección polaca también se ha beneficiado de ello, teniendo al oriundo de Varsovia como el máximo anotador para una clasificación europea, con 13 goles que contribuyeron para que su país estuviera en Francia 2016.

Además, se convirtió en el primer jugador europeo en anotar 16 goles en una clasificación para Copa del Mundo, con las celebradas para Rusia 2018.

¿Qué pensará el Legia y el Blackburn?, uno le negó la oportunidad por su apariencia física, mientras que el otro no pudo hacer nada para luchar contra la Madre Naturaleza.

Robert Lewandoski es actualmente uno de los mejores delanteros del planeta y estará en Rusia 2018, buscando engrandecer una carrera que en su juventud le aseguraron nunca tendría.

Mail: san.cadilla@mural.com 
Anuncios