lunes, 6 de noviembre de 2017

Columna San Cadilla Norte | 06-11-2017



El jueves

Yo llegué a dudar, incluso hasta casi afirmar, que no sucedería, pero lo estamos viendo.

Como caaada torneo, los Tigres comienzan flojos y en la segunda parte del mismo aprietan y cierran como el mejor equipo.

En sus últimos 7 partidos llevan 5 triunfos, un empate y una derrota, con apenas 2 goles en contra. 1 ante León (perdió) y 1 frente a Atlas (empató). Si a Tigres no le anotan, gana.

"¡Ya le agarramos. No creías!", me mandó solito un whats mi Judas Felino Jugador, pero no me dio chance de contestarle pa' sacarle sopa.

¿Es el equipo con mejor cierre?, sí, sin duda, como el año pasado, igualito. Fue el que cerró mejor y llegó a la Final, pero aquí la noticia es que el superliderato aún está en juego.

Si Rayados gana, ya, ya no habrá movimiento alguno. Pandi será 1 y Tigres 2 general. Ya no se mueve nada al cierre del torneo.

Pero si Rayados no gana (empata o pierde) el jueves ante Santos, el Clásico sí se pondrá bueno.

Si empata o pierde pondría en riesgo el lugar 1 general. Si eso sucede, Tigres ganando el Clásico sería líder de la clasificación, tumbando a Rayados de un posición que ha tenido prácticamente todo el torneo. Es por eso que el juego del jueves será muy importante.

La buena noticia es que Santos ya no se juega más que el puro orgullo. Ya está más fuera de la Liguilla que yo de aspiraciones presidenciales.

La mala es que Rayados jugará sin Stefan Medina sin Carlito Sanche sin Cesarín Montes y sin Avilés Hurtado. Y este equipo ya ha demostrado que si no juega con su 11 titular completo, no le es tan sencillo ganar. Sí gana, pero batalla.

¿Tendrá chiste el Clásico?

Lo sabremos el jueves por la noche. Si gana Rayados, el derbi regio será de poca o nula trascendencia. Si no gana Rayados, sí será a muerte ese duelo de la Fecha 17.

El tuit

"Por años decíamos que la afición regia le quedaba grande a los dos equipos. Hoy son los dos mejores de la Liga y la afición dando pena (no todos)".

Eso tuiteó el viernes el Rayado Francisco Rojas (@frojas85), referente a la polémica que se ha armado en torno a las medidas que tomó el Club de Futbol Monterrey para el Clásico de la Fecha 17.

Ya no me voy a meter tanto en este tema. Para mí se equivoca la directiva. Muestra nulo deseo de poner orden trabajando en ello, cultivando y alentando a la civilidad. "Pone orden" no dejando entrar al rival con su camisa, como si los únicos culpables fueran los de amarillo e ignorando que ambos tienen la culpa. Pero bueno, para decir todo eso está don Mario Castillejos Valle, como le dice JuanKa.

Lo que sí es que las reacciones de las aficiones dejan demasiado qué desear.

Los Rayados aplaudiendo, apoyando, justificando y hasta explicando la medida tomada por su directiva. Todos la apoyan.

Los Tigres criticando, mentando mothers, desacreditando y vapuleando esa medida Rayada.

¿Si el Clásico fuera en el Uni y la medida la hubiera dictaminado Tigres, la mismita, qué opinarían?

Los Rayados criticarían, mentarían mothers, pedirían explicaciones y dirían que es discriminatorio, que los Tigres tienen miedo y que fue una pésima decisión.

Los Tigres aplaudirían, explicarían y apoyarían la medida. Dirían que tienen derecho a ponerla.

¿Que qué quiero decir? Que la gente no opina con la razón. Opina con el corazón, con los colores y con la playera. Esas opiniones no valen.

De ese nivel estamos. Depende de a quién le voy para opinar (no todos. Hay raza muy coherente).

No se habla con la razón, se habla con el corazón, con el color de la camiseta y con la ceguera que ésta produce.

"Por años decíamos que la afición regia le quedaba grande a los dos equipos. Hoy son los dos mejores de la Liga y la afición dando pena (no todos)".

El Rayado @frojas85.

PD: Tuitazo.

Julián

Y para muestra, oootro botón.

Cuando el 7 de abril del 2012, Aldo De Nigris, Humberto Suazo y "Chelito" se tiraron al suelo a festejarle el gol a la porra de Tigres en el Tec, la raza Rayada lo aplaudió y apoyó. La Tigre lo condenó.

Cuando André-Pierre Gignac lo hizo en el Clásico del 6-1 global, la raza Rayada lo condenó y criticó. La Tigre lo festejó y aplaudió.

Ahora que Julián Quiñones lo hizo, hubo molestia de la Rayada y alegría de la Tigre.

O sea, si lo hace uno mío, está bien hecho. Si lo hace el contrario, "lo condeno". Ya ven que aquí se opina dependiendo del color de la camiseta. No existe coherencia.

Yo critiqué a Aldo, Suazo y "Chelito" aquella vez. Y no se diga a André-Pierre en mayo pasado y ahora hago lo mismo con Quiñones. Y está escrito en las columnas de Sanca.

Cómo poder tomar en serio la opinión de la raza si opina tan distinto en una acción tan idéntica.

Eso se llama: hablar con el corazón... y no con la razón.

Ya dan flojera las discusiones entre Tigres y Rayados, sea en un bar, en una cantina, en una reunión o en el mismo Twitter.

Pleitos e insultos, dependiendo a qué equipo le vayas.

PD: "Por años decíamos que la afición regia le quedaba grande a los dos equipos. Hoy son los dos mejores de la Liga y la afición dando pena (no todos)".

No me quito de la mente el tuit del Rayado Francisco Rojas.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios