jueves, 9 de noviembre de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 09-11-2017



Se ponen 'punkies'

Ya me enteré de que a los árbitros de la Liga MX no les ha gustado nada la lluvia de críticas sobre su trabajo en muchos partidos de las últimas semanas.

Incluso dicen que hicieron un entripado "marca llorarás" luego de aquel juego en que los ex directivos del Querétaro se les fueron a la yugular, acusándolos hasta de ladrones y demás linduras, tras aquellos penales que le regalaron a Cruz Azul en la Jornada 10.

Cuentan que si no hubiera sido porque el dueño de los Gallos Blancos puso de patitas en la calle a Joaquín Beltrán y Arturo Villanueva, se habría armado una buena lucha de poderes entre los silbantes y los emplumados.

De cualquier forma, dicen que los silbantes andan tan encanijados por este punto, que ya han tenido algunas reuniones en las que están analizando armar una propuesta de respeto y apoyo de parte de los directivos para empezar la Liguilla en santa paz.

Claro que no faltaron quienes mencionaron su "sana intención" de parar la Fase Final, porque en lugar de encontrar respaldo en la FMF, las cosas volvieron a ser las mismas, como en aquella histórica ocasión del paro que hicieron, y se sienten solos desde hace ya varios meses.

La llegada de Arturo Brizio Carter tranquilizó a muchos sectores del arbitraje, pero el hombre no es mago como para corregir de un sopetón muchos errores de fondo, manejo y preparación de los silbantes.

Nuestros árbitros cada día necesitan más de la tecnología y de gente preparada que pueda apoyarlos en las retroalimentaciones, porque los bandazos que han dado han hecho que la polémica sea un plato repetidísimo en el menú.

Desconocen a Cortés

Si bien Javier Cortés fue recibido casi como héroe en Ciudad Universitaria el domingo pasado y hasta se echó una goya con La Rebel al final del partido, no todos en el cubil felino recuerdan al ahora jugador de Santos... y eso que se acaba de ir.

Tras la igualada 2-2 ante los felinos, mi carnalito Cortés quiso aprovechar la visita para saludar a un elemento del staff del equipo, pero todo se le complicó.

Antes de llegar a donde estaba su amiga, en una oficina en el foso del estadio, Javier se encontró a dos trabajadores de la UNAM, quienes le preguntaron cuál era el motivo de su presencia, a lo que el jugador respondió que iba a buscar a una empleada del club.

Menuda sorpresita se llevó cuando le dijeron "¿quién la busca?".

Pero esto no fue lo peor, sino que luego de identificarse como ex jugador auriazul de años, le salieron con que no podía pasar.

Entre tanto "no, no y no", Cortés no tuvo de otra más que hablarle a su amiga para que saliera a saludarlo y no se quedara con las ganas, pero el shock de ver que lo han olvidado tan pronto, seguro aún persiste.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios