viernes, 10 de noviembre de 2017

Columna San Cadilla Reforma | 10-11-2017



¿Pumas? No, gracias

Si bien no faltarán los que quieran ofrecer sus servicios en el mercado invernal a los pobres Pumas, que parecen condenados a acabar el torneo en el último lugar, me llegó el chisme de que hay quienes prefieren no saber nada de este equipo... por el momento.

Ahora que los altos mandos en el Querétaro decidieron "darle gas" a Joaquín Beltrán de la directiva emplumada tras venirse abajo todo el proyecto de Jimmy Lozano, parecería cantada la circunstancia para que El "Capi" se reencontrara con sus amados colores azul y oro, sobre todo tras el fiascazazazo de Sergio Egea, que no la hizo ni como directivo ni como técnico felino en este torneo.

Sin embaaargo, me contó una amiga de la almohada del Joaco que apenas le mencionan la posibilidad de tomar un cargo directivo en CU, El "Capi" tuerce la boca, dice algo así como "mejor después" y prefiere decir que va a estudiar ofertas con calma, toda vez que ha decidido quedarse en Gallolandia hasta que finalice el año escolar, para no ponerle en la torre a sus pequeñas hijas, que por allá estudian.

La cuestión es que así estará de gacha la situación en Pumas en estos días, que incluso una de sus leyendas prefiere desmarcarse, antes de quemarse, cuando antes cualquiera habría dado lo que fuera por volver a CU.

El 'no llamado' incómodo

Como siempre ocurre, las convocatorias a la Selección Mexicana levantan polémica por los que están y, sobre todo, por los que no están.

Resulta que si bien a Juan Carlos Osorio no le han dejado de zumbar los oídos por los multicriticados llamados de Omar Govea y Uriel Antuna, también ha tenido que soplarse los cuestionamientos por dejar fuera de los compromisos contra Bélgica y Polonia a un jugador como Víctor Guzmán.

El futbolista que alguna vez tuvo que vender tortillas para solventar sus gastos, hoy la está rompiendo en el Pachuca, al grado de que es el mexicano con más goles en el torneo, con ocho, incluso por arriba de Oribe Peralta.

En la Selección Mexicana no pasa desapercibido el trabajo de Guzmán, quien mete goles con la diestra, la zurda y hasta de cabeza, pero a la hora de compararlo con los jugadores a quienes debe competirles el puesto, simple y sencillamente no lo ven aún a la altura, contra elementos como Marco Fabián o Giovani dos Santos.

El problema es que hay mucho ruido por aquellos que piensan que el del Pachuca tenía más méritos que un elemento como Antuna, pero habrá que ver si éste último da el "do de pecho" y justifica en la cancha la percepción que tienen de él en el cuerpo técnico, de que es uno de los tres jugadores mexicanos más rápidos en la actualidad.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios