domingo, 12 de noviembre de 2017

Lleva caso a la CEDH



La polémica prohibición del Monterrey a los aficionados de los Tigres para evitar que lleven la playera de su equipo en el Clásico Regio, llegó hasta la Comisión Estatal de Derechos Humanos, con la denuncia del abogado Valdemar Martínez Garza, para que el órgano exija a las autoridades impedir la medida.

Con un jersey y gorra de los Tigres, Martínez acudió ayer por la tarde a la oficialía de partes de la CEDH para presentar un documento en el que alegó la violación de sus derechos humanos por impedirle llevar su playera.

"¿Por qué no me quieren dejar entrar (al Clásico) si llevo mi playera de Tigres?", dijo el también seguidor felino, "si dicen que es un partido de alto riesgo, entonces que lo jueguen a puerta cerrada. Es discriminatorio".

Rayados anunció el 2 de noviembre el veto a los colores de Tigres en prendas o accesorios alusivos, luego de que en el Clásico pasado, en mayo, se desataron riñas que dejaron 33 detenidos.

En la denuncia, Martínez acusó de omisión en el caso al Municipio de Guadalupe y el Gobierno del Estado.

"Lo que está haciendo el Club Monterrey es fomentar el odio deportivo entre fanáticos, no debe ser así", insistió.

"Son actos omisivos de las autoridades porque ellos deben hacer algo por impedirlo. Que (la CEDH) ordene a las autoridades municipales y estatales tomar medidas cautelares para impedir esa imposición".

Además, citó el Artículo 17 constitucional para calificar que los Rayados están haciendo justicia por su propia mano.

"Si llegan 10 mil aficionados con la playera y quieren entrar a la fuerza van a provocar un problema mayor", sostuvo, "es absurdo. No son colores exclusivos de los Tigres. Hay otros equipos con los mismos colores".
Anuncios